Lunes, 23.09.2019 - 14:10 h
Aire acondicionado y ventanillas

Ola de calor: trucos para combatir las altas temperaturas dentro del coche

En el interior de un vehículo al sol se alcanzan rápidamente temperaturas de 60ºC. Nunca se debe dejar a nadie en una situación así en el coche.

Dejar al niño en el coche es la causa más habitual de golpe de calor en menores de hasta 4 años
Dejar al niño en el coche es la causa más habitual de golpe de calor en menores de hasta 4 años. 

La primera ola de calor del verano ya está aquí. Once comunidades se encuentran en alerta (amarilla o naranja) por altas temperaturas que alcanzarán cifras estratosféricas: 40ºC. Los principales focos de calor serán Aragón, Navarra y País Vasco, pero prácticamente en cualquier punto de España habrá que cuidar nuestra salud por el exceso de calor. 

Esta precaución también hay que tenerla en cuenta a la hora de introducirse en un coche, los cuales con esta meteorología se convierten en hornos portátiles. Bajo ningún concepto se debe dejar a niños, ancianos o mascotas dentro de un coche a pleno sol ya que las temperaturas en el interior se multiplican hasta llegar a los 60ºC pudiendo llegar a ser causa de muerte. 

Por otro lado, entrar en un vehículo 'achicharrado' por el sol puede dar lugar a quemaduras. Esto se puede evitar fácilmente y, por ello desde iAhorro nos dan los consejos más útiles:

Cómo evitar el calor excesivo en el coche

Poner el parasol: un buen parasol mantendrá el volante y salpicadero a una temperatura moderada, y evitaremos las quemaduras o las molestias al coger el volante nada más entrar en el coche.

Buscar siempre la sombra: parece una solución de perogrullo, pero si conseguimos aparcar a la sombra y tenemos en cuenta cómo evolucionará la misma durante el tiempo que estemos fuera del coche, ganaremos en confort. El coche seguirá caliente, pero mucho menos que a pleno sol.

Activar el aire acondicionado cogiendo aire del exterior: lo más recomendable si nuestro coche está con altas temperaturas es activar el aire acondicionado cogiendo aire del exterior, que estará más fresco que el del habitáculo. Una vez empieza a enfriar, pasaremos a la recirculación, de manera que se alcance la temperatura idónea rápidamente.

Utilizar cortinillas en las ventanillas traseras, y protectores de volante y asientos: con estos dispositivos conseguirás eliminar calor de zonas que pueden quemarnos, y también a los niños. Existen fundas específicas para asientos de niños.

Al arrancar, a la vez que activamos el aire acondicionado debemos abrir las ventanillas para expulsar el aire caliente del interior del coche: un truco es abrir la ventanilla de un lado, por ejemplo, el derecho, y acto seguido abrir y cerrar con energía la puerta del lado contrario —el izquierdo en este caso—. De esta manera se expulsa el aire más rápidamente y la temperatura bajará mucho.

Optar por las lunas o cristales tintados: esto ayuda a mantener temperaturas más bajas.

Ahora en Portada 

Comentarios