Ortega obtiene el 66,43% de los votos con el 6,76% de las mesas escrutadas

  • El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, consiguió el 66,43% de los votos, según los primeros resultados oficiales del escrutinio provisional de los comicios generales celebrados hoy en Nicaragua.

Managua, 6 nov.- El presidente nicaragüense, Daniel Ortega, consiguió el 66,43% de los votos, según los primeros resultados oficiales del escrutinio provisional de los comicios generales celebrados hoy en Nicaragua.

Escrutado el 6,76% de las mesas electorales, el empresario de radio Fabio Gadea, de la alianza opositora Partido Liberal Independiente (PLI), se situó en segundo lugar con el 25,52% de los sufragios, en una jornada en la que votó al menos el 70% de los electores, según los datos oficiales.

En tercer lugar se sitúa el exgobernante Arnoldo Alemán (1997-2002), con el 7,10%, de la alianza Partido Liberal Constitucionalista (PLC), según un informe preliminar leído por el presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas.

Tras Alemán y en cuarto lugar se situa el exdirigente de la "Contra" antisandinista y actual diputado Enrique Quiñónez, de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN) (0,2%), y en quinta posición está el académico Roger Guevara, de la Alianza por la República (Apre), con un 0,07% de los votos.

Antes de la lectura de estos primeros resultados, miles de simpatizantes del presidente Ortega salieron a las calles y plazas de Managua para celebrar anticipadamente su victoria en las elecciones de este domingo.

Los nicaragüenses votaron hoy para elegir entre otros cargos a su próximo presidente, con Ortega como favorito a la reelección, en una jornada caracterizada por la "normalidad", según el Gobierno, pero en la que hubo denuncias de irregularidades y de "trabas" a los observadores internacionales para cumplir su labor.

El favorito, según las encuestas, era Ortega, cuya candidatura fue calificada por distintos sectores como "ilegítima, ilegal e inconstitucional", debido a sus maniobras legales para saltarse la prohibición constitucional que le impedía aspirar a la reelección.

La oposición a Ortega se presentó dividida a estos comicios, pero coincidió en cuestionar la candidatura del mandatario.

La Constitución de Nicaragua prohíbe la reelección inmediata del presidente, pero los magistrados oficialistas de la Corte Suprema de Justicia declararon inaplicable ese artículo, lo que despejó el camino a Ortega para presentarse como candidato.

Mostrar comentarios