El italiano Osteria Franciscana se corona como mejor restaurante del mundo

  • El español Celler de Can Roca sigue en el top 3 y mejora su posición en la lista al escalar hasta segundo puesto.
Massimo Bottura, chef de la Osteria Francescana
Massimo Bottura, chef de la Osteria Francescana
EFE

El restaurante Osteria Franciscana, del cocinero Massimo Bottura, en Módena (Italia), ha sido reconocido como el mejor del mundo, mientras que el español El Celler de Can Roca ha sido segundo y el Mirazur francés tercero en los premios 'The50 best' de los 50 mejores restaurantes del mundo.

Los galardones han sido entregados la noche de este martes durante una gala celebrada en el Palacio Euskalduna de Bilbao, y aunque han cambiado los lugares de los primeros, no han tenido muchas novedades. De hecho, la Osteria Franciscana fue segundo el año pasado y primero en la edición del 2016.

Se ha premiado así a un chef muy reconocido y pasional, que ha reinventado platos de la cocina italiana como la lasaña. Bottura juega con las tradiciones y experimenta con ingredientes de la región de donde proviene, incluyendo tratar el queso parmiggiano-reggiano en diferentes temperaturas, texturas y sabores.

Tras recibir el galardón, Massimo Bottura ha destacado la evolución positiva de su restaurante en los últimos años: "Estamos evolucionando; somos un equipo más fuerte en el que trabajamos todos juntos y ahora somos un mejor restaurante".

El Celler escala un puesto

El gerundense El Celler, de los hermanos Roca, tercero el año pasado, ha quedado segundo este año. Con el cocinero Joan, el sumiller Josep y el pastelero Jordi, son indiscutibles en la alta gastronomía mundial.

Tras la gala, Joan Roca ha mostrado su "gran satisfacción" por pasar al segundo puesto, y ha bromeado con el "pique" con el número uno, Massimo Bottura, "con el que me llevo muy bien. Lo importante es mantenerse año tras año en las primeras posiciones".

El segundo español en la lista ha sido el donostiarra Mugaritz del pensador Andoni Luis Aduriz, noveno, y el tercero el asador vizcaíno Etxebarri, del maestro de la parrilla Víctor Arginzoniz.

La mayor novedad de la lista -ha sido la mejor entrada, llegando al puesto 18-, ha sido para Disfrutar, de los chefs Mateu Casañas, Oriol Castro y Eduard Xatruch, que abrió sus puertas en diciembre de 2014 en Barcelona. Es uno de los 'herederos' de El Bulli, por donde pasaron los tres, con una cocina divertida que no se pasa en el precio.

El puesto 31 ha sido para el templo por excelencia, Arzak, del veterano Juan Mari, con el que empezó todo en España, y su hija Elena. El año anterior quedaron en el 30.

Inmediatamente después, en el 32, Tickets (Barcelona), de Albert Adriá, obviamente heredero directo del Bulli, pero informal y espectacular. Han bajado desde el 25.

Cierra la presencia española entre los 50 primeros, con el número 43, el Azurmendi vizcaíno de Eneko Atxa, cuyo restaurante se ha llevado también el premio a la sostenibilidad. El año pasado fue el 38.

Mostrar comentarios