Domingo, 19.01.2020 - 18:06 h
Se descarta habilitar un edificio nuevo

La 'otra Moncloa' de Iglesias y Garzón: se hacen fuertes en el Ministerio de Sanidad

Unidas Podemos se coordinará desde el edificio que se dedicaba a Sanidad, y que ahora pasará a llamarse Vicepresidencia de Derechos Sociales.

Pablo Iglesias y Alberto Garzón, en la recogida de sus carteras ministeriales
La 'otra Moncloa' de Iglesias y Garzón: se hacen fuertes en el Ministerio de Sanidad / EFE

Unidas Podemos tendrá en la práctica una sede propia desde la que coordinar su acción dentro del Gobierno de coalición. Si Pedro Sánchez centralizará la acción del Ejecutivo desde la sede habitual en la que además reside, la 'Moncloa' de Pablo Iglesias y gran parte de su equipo estará en el Ministerio de Sanidad. Entre los que tendrán despacho en este edificio estará el nuevo ministro de Consumo, Alberto Garzón. Lo que facilitará la coordinación de la confluencia de los morados, ya que los líderes de Podemos e IU estarán separados por apenas unos metros en el día a día. Junto a ellos también trabajará el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, que seguirá contando ahora desde su nuevo cargo con el equipo económico que encabezaba para el partido.

Esto va a provocar varios cambios en el edificio situado en el Paseo del Prado de Madrid, y que históricamente ha sido la sede de Sanidad. El primero y el más importante es que cambiará su nombre, como ha podido saber La Información. La fórmula que se maneja es que pase a llamarse Ministerio de Derechos Sociales, coincidiendo así con las competencias de Iglesias. Lo que supone relegar la denominación de Sanidad, que como ocurrirá con el caso de Consumo estará en segundo plano. Esto provoca que el nuevo titular de Sanidad, Salvador Illa, no vaya a tener a su servicio al 100% a todos los trabajadores del edificio, que tendrán que desdoblarse para atender las necesidades de hasta los tres equipos distintos que acompañen a cada miembros del Gobierno.

La decisión resuelve la incógnita sobre dónde situaría Iglesias la sede de su ministerio, que al ser de nueva creación obliga a adaptar las sedes que ya existían o a acondicionar nuevos edificios. Esta última opción fue la que se manejó con más fuerza en el Gobierno, ya que el peso institucional del vicepresidente segundo y la importancia estratégica de sus competencias de cara a la sociedad casi obligaba a que tuviera su propio edificio. Pero la opción del emplazamiento histórico de Sanidad ha convencido al líder de Podemos, que además de a Álvarez ha situado en diversos cargos a otros miembros del círculo de confianza que ya tenía en el partido y en el Congreso de los Diputados.

Mantienen sus equipos del partido

El aliado más destacado que tendrá será el propio Garzón, con quien se coordinará para sacar adelante las políticas en defensa de los consumidores que quieren impulsar. El vicepresidente y el ministro son los principales impulsores de la ley contra las casas de apuestas que sacará adelante el Ejecutivo. Ambos no han ocultado nunca que rechazan este tipo de negocio, y así lo plasmaron en sus programas electorales, donde incluyeron medidas para poner coto al sector. Esta labor ejecutiva tendrán que coordinarla con la de gestionar sus partidos. Lo que supone una novedad para su cotidianidad, ya que nunca antes habían tenido responsabilidades más allá de las de diputado y jefe de filas.

Acompañando al vicepresidente estará además la nueva secretaria de Estado de la Agenda 2030, Ione Belarra. La hasta ahora portavoz adjunta de Unidas Podemos en el Congreso es una de las incondicionales con las que cuenta, lo que ha facilitado su ascenso a un cargo de esta magnitud. El exJEMAD Julio Rodríguez será otro de los que tenga su despacho en este lugar, en su condición de jefe de Gabinete del vicepresidente. Un nombramiento que es un premio a la fidelidad que ha mostrado hacia la dirección de los morados. Sobre todo si se tiene en cuenta que, a pesar de que fue uno de los fichajes más sonados que hizo Iglesias, no consiguió escaño en las dos elecciones a las que concurrió ni se le pudo integrar en las listas del Ayuntamiento de Madrid por la ruptura con Manuela Carmena. 

Garzón tampoco se alejará de la red de colaboradores que ha mantenido en los últimos años. El primero en llegar con puesto destacado al futuro Ministerio de Derechos Sociales, Sanidad y Consumo es Desiderio Cansino, que se encargará de la dirección de Gabinete del ministro. Este economista y profesor universitario ya trabajaba con el líder de IU en el Congreso, donde se ocupaba del gabinete técnico de la formación. Además, tanto el vicepresidente como el titular de Consumo continuarán confiando en sus gabinetes de prensa previos, que lideran Miguel García por Podemos y Daniel Ayllón por Izquierda Unida. 

Irene Montero también seguirá estando cerca de este sucedáneo de Moncloa de la confluencia morada. El Ministerio de Igualdad que liderará instalará su sede en el edificio destinado a la Secretaría de Estado que llevaba el mismo nombre, situado en la calle Alcalá, 37. Es decir, a tan solo 10 minutos a pie de Paseo del Prado, 18, dirección del gran edificio que dejará de ser exclusivo de Sanidad. Las reuniones entre los departamentos de los dirigentes de Unidas Podemos serán mucho más fáciles por esta cercanía. Siempre que la agenda que tengan se lo permita. Por si acaso, Montero tendrá a su lado a Noelia Vera como secretaria de Estado de Igualdad. Otra miembro destacada de Podemos que junto a Ione Belarra serán la voz de sus jefes cuando ellos estén ausentes.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING