Lunes, 17.12.2018 - 06:54 h
Fórmula contra el “adoctrinamiento”

Casado plantea que el Estado controle los contenidos de la Educación, no la gestión

El presidente del PP acepta debatir sobre aforamientos, pero rechaza cambiar la Constitución para ello.

Pablo Casado durante un foro
Pablo Casado durante un foro / EFE

El presidente del PP, Pablo Casado, ha defendido este martes su idea de restablecer un control estatal de los contenidos y la selección de los profesores en la educación básica, de forma que quede en manos de las comunidades autónomas solo la gestión y administración de los recursos para que el sistema funcione. Según ha explicado en la cadena Cope, esa es la forma de acabar con el “adoctrinamiento” que, a su entender, se está produciendo en algunas autonomías, como la catalana, en las que los textos de los libros de educación básica no trata con la objetividad que fuera deseable.

Casado, que cree que se debería haber aumentado la inspección en esta materia en Cataluña durante la aplicación del 155, advierte que el informe que se ha publicado sobre la manipulación de los libros de texto en esa autonomía y en otras es muy grave. Según su planteamiento, es compatible que se acerque la gestión de los recursos educativos a las autonomías, sin que el Estado pierda por ello sus competencias en contenidos”. Ese control del Estado se centraría en el currículo educativo, la evaluación de los contenidos y la selección del profesorado. “No es cuestión de recentralizar, sino de mantener la lealtad en las competencias transferidas y supervisar que no se está prevaricando”, dijo.

Sobre los problemas con su propio currículum, Casado se mostró tranquilo porque ya ha dado todas las explicaciones posibles, a las que se añadirán en breve las que va a dar el rector dela Universidad de Georgetown sobre sus estudios en Estados Unidos.

El líder del PP se ha mostrado a favor de hablar de los aforamientos y limitarlos, tal y como propuso el presidente del Gobierno ayer mismo, pero de todos los que hay en España, que son 250.000, no solo el 12% de los altos cargos, que serían los estatales. Además, entiende que para eso no hace falta “abrir en canal” la Constitución. Eso es algo que desde el PP no van a apoyar en ningún momento, ha advertido Casado.

“Yo creo que este revisionismo, que nos lleva de pensar más en el Valle de los Caídos que en Silicon Valley, es una irresponsabilidad”, ha explicado Casado, que considera que lo que hace Sánchez es lanzar anzuelos para que el PP entre en debates destinados a tapar sus propios problemas de gestión y de Gobierno. “Si el debate durante cinco meses en España es lo qué hizo un señor en el doctorado o en el bachiller, tenemos un problema. Eso es solo para tapar que el paro cae y lo verdaderos problemas del país”, ha dicho.

Casado ha reiterado que, frente a la reforma fiscal que propone el Gobierno socialista y la subida de impuestos, el planteamiento del PP es bajar el IRPF a una tarifa máxima del 40% (doce puntos menos que lo que pretende Sánchez), dejar Sociedades en un 20, suprimir Sucesiones, Donaciones y Patrimonio, no destopar en nada las cotizaciones a la Seguridad Social y no penalizar a las tecnológicas ni al diesel. “Lo que van a hacer es una irresponsabilidad absoluta”, sentenció Casado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios