Martes, 19.02.2019 - 21:03 h
Búsqueda del pequeño

La familia de Julen ha sido acogida en la casa de una vecina de Totalán

Han tenido dejar la zona del pozo donde cayó el pequeño por recomendación técnica, ante el peligro de desprendimientos que suponía su continuidad allí

Pozo en Totalán
Zona donde buscan a Julen / EFE

José Roselló y Victoria García, los padres de Julen -el niño de dos años que cayó a un profundo pozo en Totalán (Málaga) y al que se intenta rescatar desde el domingo-, han sido acogidos hoy junto a otros familiares en la casa de una vecina de la localidad al tener que dejar por seguridad el monte donde estaban.

Ángela Alcaide ha ofrecido su vivienda y vecinos de Totalán y del núcleo de población próximo de Olías, perteneciente a Málaga capital, no paran de llevarles todo tipo de comida en un gesto de solidaridad, que ha relatado a Efe el alcalde del pueblo, Miguel Ángel Escaño, que ha destacado que "están muy bien atendidos".

Tanto el puesto de mando del operativo de rescate como los familiares que seguían la búsqueda en las cercanías del pozo han tenido dejar la zona por recomendación técnica, ante el peligro de desprendimientos que suponía su continuidad allí dados los voluminosos movimientos de tierra que se acometen con urgencia.

Ya fueron reubicados inicialmente el pasado miércoles y a la familia se le había ofrecido en un principio ser acogida en dependencias municipales pero se ha optado por una casa situada más alejada del pueblo.

Llegar hasta Julen antes del lunes es el reto que se han marcado los técnicos que participan en el rescate del niño de 2 años, pese a que el hallazgo de un macizo rocoso de pizarra en las excavaciones complica de nuevo los trabajos.

El responsable del operativo, Ángel García, delegado del Colegio de Ingenieros de Caminos de Málaga, ha precisado que, después del túnel vertical, el equipo de rescate minero desplazado desde Asturias deberá hacer una galería horizontal que conecte con el pozo, para lo que ya se preparan otros equipos.

En condiciones "muy favorables", la ejecución del túnel vertical puede conllevar entre doce y quince horas según el tipo de terreno, aunque García ha advertido de que es probable que se tope con roca, lo que ralentizaría el trabajo y obligaría a cambiar las cabezas de perforación.

La nueva perforadora -llegada desde unas obras en la carretera M-40 de Madrid- tiene más longitud y permite que no se tenga que rebajar la montaña treinta metros, como inicialmente se había planteado.

Un geolocalizador ha permitido determinar que el pozo donde cayó Julen tiene una desviación entre la boca y el fondo, lo que sirve para afinar los cálculos respecto de las actuaciones a acometer.

En la zona trabajan doce máquinas como retroexcavadoras, entre las que están las de mayor potencia del mercado. García ha destacado que todas las tareas tienen "la misma prioridad".

Respecto a la posibilidad de que se registren lluvias mañana en la zona, Agustín Pierén, profesor de Sondeos de la Facultad de Geología de la Universidad Complutense de Madrid, ha señalado a Efe que no afectarían a la ejecución del pozo vertical, aunque sí al movimiento de maquinaria pesada en el exterior.

Este geólogo ha matizado que el terreno donde se perfora el túnel vertical "está compuesto de filitas, un tipo de pizarra que se altera mucho en superficie y, junto con la lluvia, puede causar desprendimientos y deslizamientos".

"El material es muy débil, incluso el que está a pocos metros de profundidad", ha subrayado; sin embargo, la lluvia "no debería afectar a la perforación en sí después de que el pozo haya sido intubado para evitar aportar más tierra al agujero".

Pierén ha lamentado que no se comenzara el martes a excavar el túnel vertical, "que habría ahorrado mucho tiempo", y se optara por uno horizontal, "que sabía que iba a provocar derrumbes que pudiesen poner en riesgo incluso a los equipos de rescate".

Por su parte, la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha transmitido a la familia de Julen la cercanía del Ejecutivo, consciente de los días tan difíciles que están pasando.

Antes de dar cuenta de los acuerdos del Consejo de Ministros en rueda de prensa, Celaá ha afirmado que "son horas duras para la familia, amigos y vecinos de Totalán".

Ahora en Portada 

Comentarios