Jueves, 19.09.2019 - 18:08 h
Más que la Fiscalía

Los padres de Julen piden tres años y medio de cárcel para el dueño de la finca

La acusación particular se suma al criterio del Ministerio Fiscal pero en este caso pide un aumento de la pena.

Los padres de Julen declaran como testigos
Los padres de Julen piden tres años y medio de cárcel para el dueño de la finca

Los padres de Julen solicitan tres años y medio de cárcel para David Serrano, el dueño de la finca en Totalán donde perdió la vida el pequeño, por un delito de homicidio por imprudencia. Así lo han pedido en un escrito de acusación formulado contra este hombre, sumándose así al criterio de la Fiscalía.

Así lo avanza 'Diario Sur' este lunes, incidiendo en que José Roselló y Victoria García solicitan una pena de cárcel más elevada que el Ministerio Fiscal, que se queda en tres años, aunque el delito que le imputan es el mismo. Según la acusación particular, representada por la abogada Antonia Barba, la condena no se fija por la concurrencia o no de circunstancias modificativas de responsabilidad criminal, sino por "la valoración que el juzgador realice de las circunstancias personales concurrentes en el condenado, la gravedad de los hechos y de los resultados producidos".

En cuanto a la muerte de Julen, José y Victoria consideran que la negligencia cometida por Serrano es "extremadamente grave", pues a su juicio "hay multitud de infracciones normativas que configurarían la imprudencia". Para ellos, David Serrano no habría tomado las medidas de seguridad requeridas para el sondeo que estaba realizando en su finca en Totalán. Tampoco obtuvo los permisos administrativos que requiere la construcción que allí acometía, lo que ellos juzgan "determinante" para la muerte de su hijo.

La letrada resume en el escrito que Serrano "no señalizó el pozo de manera alguna, siendo extremadamente grave el resultado generado por dicha imprudencia, el fallecimiento de un niño de dos años". Además, asegura que después de lo ocurrido no se ha reparado el daño ni se ha pedido perdón a los padres del menor.

En su opinión, el dueño de la finca se ha limitado a culpar al pocero del accidente, al equipo de rescate y a los padres con el objetivo de evadir una responsabilidad clara, "incrementando el daño en los padres del menor". De hecho, Barba critica que haya acusado a José y Victoria de no cuidar de su hijo, "cuando fue su falta total de respeto por las normas de seguridad e incluso a la lógica elemental de advertir de la presencia de un peligro real y oculto a simple vista lo que desencadenó el fatal desenlace".

Por ello, considera que se ha de aplicar la pena del delito de homicidio por imprudencia en su mitad superior, que va de dos años y seis meses a cuatro años de prisión. Por su parte, la defensa, que lleva el despacho de abogados Lawbird Legal Services, solicita el archivo de la causa porque cree que "no hay nexo causal entre las posibles acciones y omisiones" de Serrano y el fallecimiento del menor.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios