Miércoles, 26.06.2019 - 02:32 h
Ambas viviendas están cerradas

Palacetes VIP para Batet y Cruz: las casas oficiales de los presidentes de las Cortes

Congreso y Senado mantienen dos inmuebles de tres plantas en los distritos de Retiro y Moncloa. Ana Pastor y García Escudero renunciaron a ocuparlos.

Los palacetes para Batet y Cruz: las casas lujosas de los presidentes de las Cortes
Los palacetes para Batet y Cruz: las casas lujosas de los presidentes de las Cortes / L.I.

Tres plantas, garaje, gimnasio, sauna... Son las facilidades que les sirven las Cortes Generales a los futuros presidentes del Congreso y del Senado. Tanto Meritxell Batet como Manuel Cruz tienen a su disposición lujosas viviendas ubicadas en dos zonas privilegiadas de Madrid: la de los Jerónimos, a escasos metros de El Retiro y del Museo del Prado, y el distrito de Moncloa, en un barrio de chalets y colegios mayores donde el día a día es de lo más tranquilo. Ahora tendrán que decidir si los ocupan... o los siguen dejando vacíos.

Son las residencias oficiales de la tercera y la cuarta autoridad del Estado. Es decir, las viviendas más importantes después del Palacio de la Zarzuela y de la Moncloa. Están ubicadas en la calle Casado de Alisal, en el caso de la vivienda para el presidente del Congreso, y en la calle Pastor, en el caso de la del presidente del Senado. Una zona de seguridad para evitar el aparcamiento en las inmediaciones de los inmuebles denota que se trata de dos domicilios oficiales que muy pocos conocen. Y es que en los últimos años apenas han tenido movimiento.

En el caso de la vivienda del presidente del Congreso fue Félix Pons, expresidente de la Cámara, quien ordenó adquirirla en el año 1989. Es un palacete de algo más de 1.000 metros cuadrados repartido en un garaje y dos plantas habitables que ha estado cerrado en los últimos años. Ana Pastor decidió que no lo ocuparía al disponer de una vivienda en Madrid, repitiendo lo mismo que hizo Jesús Posada. Desde la breve presidencia de Patxi López, que sí decidió vivir en él unos meses por motivos de seguridad, el inmueble ha permanecido sin utilizar. 

Vivienda del presidente del Congreso
Vivienda oficial del presidente del Congreso. / Google

Lo mismo ha ocurrido con el palacete de la calle Pastor para el presidente del Senado, también de algo más de 1.000 metros cuadrados repartidos en tres plantas y con una zona al aire libre alrededor del mismo. Pío García Escudero decidió no habitarlo y la vivienda ha permanecido vacía en los últimos años. Durante los primeros años de la democracia fue la sede de la Dirección General de Protección Jurídica del Menor y en él solo han vivido dos presidentes de la cámara alta: Juan José Laborda y Javier Rojo. Ambos lo ocupaban de lunes a viernes. Sufrió una reforma integral hace unos años y ahora mismo se encuentra en una situación que requeriría acometer algunas obras, como acondicionar la fachada exterior.

Vivienda del presidente del Senado
Vivienda oficial del presidente del Senado. / Google

Batet y Cruz deberán a partir de ahora decidir si ocupan estas viviendas o prefieren vivir en domicilios particulares. En el caso de la hasta ahora ministra de Política Territorial y Función Pública mantiene un importante arraigo en Madrid desde hace años. Sin embargo, no dispone de ninguna propiedad en la capital. Solo cuenta con un piso en Barcelona que adquirió en 2004. Lo mismo sucede con el futuro presidente del Senado: Cruz dispone de una vivienda en Barcelona que compró en 1994.

Hay que recordar el revuelo provocado en su día por la decisión de José Bono de ocupar esta vivienda durante su etapa en la presidencia del Congreso. El exministro la utilizaba ocasionalmente a pesar de contar con un piso de su propiedad en Madrid. Entonces el equipo del castellano-manchego argumentaba que decidió vivir en el palacete oficial por motivos de seguridad.

A pesar de que estas viviendas de Congreso y Senado, como decimos, están vacías, sí que suponen ciertos gastos por mantenimiento. Según confirman fuentes de ambas cámaras, operarios se dedican a mantener en las condiciones oportunas ambas viviendas y en los meses de invierno a poner la calefacción para evitar un deterioro mayor de los inmuebles. También hay que abonar los correspondientes impuestos, como el IBI o el de basuras, así como pagar el vado permanente.

Ahora, convirtiéndose en cuarta y quinta autoridad del Estado, Batet y Cruz podrían ocupar estas viviendas que nadie ha usado en los últimos años. Para los servicios de seguridad de Congreso y Senado que tomarán la decisión de abrir ambos palacetes sería lo más cómodo. Y es que vivir en un piso de alquiler, por ejemplo, ocasiona mayores problemas para los equipos de escolta de los presidentes de las Cortes. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios