Sábado, 16.12.2017 - 10:17 h

El parado español sólo cobra el 61% de su salario, lejos de la media de la UE

La cuantía media bruta de la prestación contributiva percibida por beneficiario alcanzó en octubre los 803,4 euros

En Luxemburgo se cobra hasta el 87% del salario. Son datos del ministerio de finanzas francés del año 2014

El parado español sólo cobra el 61% de su salario, lejos de la media de la UE

España está lejos de Europa en materia de empleo. A una tasa de paro que acaba de bajar por primera vez en siete años del 20% y que sólo Grecia nos supera en porcentaje de parados, hay que sumar ahora que los parados que cobran prestación reciben una cuantía más baja comparándola con su salario que en el resto de la UE. 

Un parado español cobra como prestación de desempleo el 61% de los ingresos que tenía antes de estar en el paro, por debajo de la media de 16 países europeos (69%), según un estudio del Ministerio de Finanzas francés.

El documento, divulgado hoy y basado en datos de 2014, calcula cuánto ingresa un parado como prestación por desempleo en 16 países de Europa, teniendo en cuenta tanto su último salario como las ayudas sociales (al alojamiento, por ejemplo) y los impuestos.

El país europeo que realiza cálculos más favorables para el desempleado es Luxemburgo, ya que en valores medios un trabajador en paro recibe el 87% de los ingresos que tenía como empleado. Le siguen Dinamarca (84%) y Suiza (77%), mientras que Suecia y el Reino Unido cierran la tabla con el 54% y el 56%, respectivamente.

Sin embargo, el estudio recuerda que países como el propio Reino Unido o Alemania (67%) tienen otras políticas de ayudas al desempleado como programas para los alojamientos familiares o exoneración de impuestos, respectivamente.

El estudio, titulado "La prestación del paro en Francia comparado con otros países europeos", analiza también si existe el riesgo de que en los países más generosos con los desempleados se desincentive la búsqueda de trabajo.

Francia, cuya tasa de paro ronda el 10% y que gasta el 1,5% del PIB en desempleo, es el país europeo analizado con más facilidad de acceso a la prestación: cuatro meses trabajados en un periodo de 28 meses. En España para cobrar el paro se necesita haber cotizado a la Seguridad Social durante un período de al menos doce meses. No es necesario haber trabajado doce meses seguidos, sino doce meses en total durante los seis años anteriores al momento de perder el empleo.

Los países más estrictos en los controles de las prestaciones son el Reino Unido y Portugal, y los que sancionan más duramente en caso de incumplimiento son Portugal y Luxemburgo.

Bélgica cuenta con la duración de seguro de desempleo mayor (ilimitado), mientras en el Reino Unido es la más breve (seis meses)

La mayoría de los países europeos contempla ayudas para los parados que hayan agotado la prestación, aunque con diferencias como Alemania, que complementa el pago con asistencia para el alojamiento, o Bélgica, donde los subsidios por desempleo tienen una duración ilimitada.

Ahora en portada

Comentarios