Paraguay conmemora caída de Stroessner, sin fondos para identificar víctimas

  • Paraguay conmemora el vigésimo cuarto aniversario de la caída de Alfredo Stroessner, sin fondos para identificar los restos de una veintena de víctimas hallados hasta el momento y con un plan de la familia del dictador de repatriar su cadáver desde Brasil.

Julia R. Arévalo

Asunción, 2 feb.- Paraguay conmemora el vigésimo cuarto aniversario de la caída de Alfredo Stroessner, sin fondos para identificar los restos de una veintena de víctimas hallados hasta el momento y con un plan de la familia del dictador de repatriar su cadáver desde Brasil.

En la noche del 2 al 3 de febrero de 1989, un golpe de su consuegro, el general Andrés Rodríguez, acabó con casi 35 años de dictadura de Stroessner, quien se refugió en Brasil y murió en el país vecino en agosto de 2006.

Organizaciones de víctimas de la dictadura y de la sociedad civil de Paraguay organizaron hoy una serie de actos -con música, teatro, charla y exposición de fotos- de conmemoración del aniversario en Asunción, sin que esté anunciado ninguno oficial con representación de los poderes del Estado.

"Desde el Estado no se conmemora. Con (el destituido Fernando) Lugo se hicieron algunas celebraciones, pero los colorados han tendido a olvidarlo por obvias razones", dijo a Efe el coordinador de la Mesa Memoria Histórica, Antonio Pecci, en alusión al apoyo que el Partido Colorado le dio a la dictadura.

En un pronunciamiento, los convocantes de los actos de hoy recordaron "la deuda que tiene el Estado" con los 425 desaparecidos o ejecutados durante la dictadura, "cuyos familiares siguen esperando justicia" y que "se busquen e identifiquen los restos de los mismos".

El director de la Unidad de Búsqueda de Desaparecidos, Rogelio Goiburú, lamentó esta semana que el recorte presupuestario aplicado en 2013 a los 130.000 dólares de fondos comprometidos impedirá contratar a un equipo de expertos para identificar la veintena de esqueletos encontrados hasta la fecha.

"Esta deuda no debe persistir porque la impunidad subvierte y deteriora la integridad del Estado de Derecho", alertaron en el pronunciamiento.

Abogaron, además, por el cumplimiento de las recomendaciones de la Comisión de Verdad y Justicia que, en un informe de agosto de 2008, documentó las atrocidades del dictador, cuyo régimen detuvo a casi 20.000 personas, torturó a la mayoría de ellas y forzó el exilio de 20.814 paraguayos.

La Comisión pidió justicia para las víctimas y sus recomendaciones sirvieron para que comenzara el pago de indemnizaciones, pero apenas ha habido causas penales contra presuntos represores y no se ha iniciado la restitución de los "bienes mal habidos" durante la dictadura.

"De las más de 50 querellas abiertas, ni diez personas fueron procesadas y en prisión hay tres policías condenados pero ningún militar, ningún alto mando", expuso Pecci, quien observó que existe un "pacto de silencio", una "trama de complicidades" para no procesar a ningún responsable del régimen dictatorial.

Pendientes de recibir justicia, las víctimas se movilizaron el año pasado para frustrar las intenciones de la familia de Stroessner de repatriar su cadáver desde Brasil con ocasión del centenario de su nacimiento, el 3 de noviembre.

El plan fue hecho público en su momento por el nieto del dictador, el senador del opositor Partido Colorado Alfredo "Goli" Stroessner, quien mantuvo que la familia estaba "en todo su derecho" de repatriar los restos de su abuelo, pues ha pasado un "tiempo prudencial" desde su muerte.

"Tenemos derecho como familia de traer los restos del general Stroessner para que descanse en tierras paraguayas por las que tanto luchó y tanto peleó con errores y aciertos", declaró "Goli" en aquellos días.

Pecci matizó que su asociación y otras de víctimas no se oponen a la repatriación, pues "es derecho de cualquier ser humano ser enterrado en su propia tierra", sino que están en contra "de la reivindicación de la dictadura" que pretendía el nieto del senador.

Explicó que el plan de "Goli" era traer el cadáver desde Brasil a Ciudad del Este y llevarlo en caravana por todo Paraguay, "deteniéndose en pueblos y ciudades para sumar adhesiones, y traerlo a Asunción convertido en un héroe, en olor de multitud".

Al pedido de resarcimiento de las víctimas se suman los soldados que participaron en el golpe de Rodríguez, que cuestionan la cifra oficial de 21 "fallecidos en acto de servicio".

"Sabemos que son muchos más", dijo Juan Villagra, que tenía 17 años cuando le comandaron para derrocar al tirano, y que en una entrevista que hoy publica el diario Última Hora se quejó de que "hasta ahora casi no hubo resarcimiento" para los compañeros de armas fallecidos.

"Cada año se les rinde homenaje a los jefes de la revuelta (..) pero nadie se acuerda de los soldaditos que tuvimos que ir a pelear y menos de los que murieron", lamentó.

"Es triste -agregó- sentir que nos jugamos nuestra vida y les trajimos la libertad a nuestros compatriotas, pero se olvidaron de nosotros".

Mostrar comentarios