Parejas costarricenses lloran por incumplimiento sentencia CorteIDH sobre FIV

  • Las parejas costarricenses que padecen infertilidad lloran por el incumplimiento de Costa Rica a una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) que obliga al país a permitir de nuevo la fecundación in vitro (FIV), dijo hoy un activista.

San José, 27 jun.- Las parejas costarricenses que padecen infertilidad lloran por el incumplimiento de Costa Rica a una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) que obliga al país a permitir de nuevo la fecundación in vitro (FIV), dijo hoy un activista.

Gerardo Mejía, uno de los ciudadanos que demandó a Costa Rica ante el sistema interamericano por no permitir esta técnica, señaló en rueda de prensa que hace seis meses él y decenas de parejas más lloraron "lágrimas de felicidad" al conocer el fallo de la CorteIDH, pero que hoy son "lágrimas de tristeza".

"Tenemos un gran dolor al ver el calvario que tenemos que pasar y que día a día se nos pasa la edad de ser padres. Hay parejas que tienen un sueño, un proyecto de vida y se les ha truncado innecesariamente, a otras nos está pasando ya lo mismo", expresó Mejía.

Aunque Costa Rica fue condenada por la CorteIDH en diciembre anterior y se le ordenó practicar de nuevo la FIV, prohibida desde el año 2000, la ley para regular el tratamiento se encuentra estancada y sin ningún avance en el Congreso.

La diputada del opositor Partido Acción Ciudadana (PAC), María Eugenia Venegas, quien ha sido la principal propulsora de las leyes a favor de la FIV en la Asamblea Legislativa, afirmó hoy que el proyecto de ley se ha retrasado deliberadamente.

"Todo el tema de derechos sexuales y reproductivos es un tema tabú", denunció la legisladora, quien señaló que hoy presentará una moción para darle vía rápida a la discusión de la ley de FIV.

Este incumplimiento en la sentencia de la Corte Interamericana llevó a diez parejas costarricenses a presentar nuevas demandas contra el Estado en los tribunales Contencioso Administrativos, cuyos procesos se resolverán en los próximos años, acotó Mejía.

Además, presentarán un informe ante la CorteIDH para denunciar el incumplimiento de parte de Costa Rica.

La fecundación in vitro está prohibida en Costa Rica desde el año 2000 debido a una resolución de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, que afirmó que esa técnica violaba el derecho a la vida de los embriones que no se implantaban en el vientre de la mujer.

El Gobierno de la presidenta costarricense, Laura Chinchilla, envió en abril anterior un proyecto de ley al Congreso para regular este tema, a pesar de que ya había dos textos anteriores en discusión.

Ninguna de las tres propuestas ha llegado aun a votación en el plenario y todas enfrentan centenares de mociones de parte de diputados opuestos a la realización de la técnica médica.

"Estamos luchando contra dogmas y cosas que no tienen nada que ver con la ciencia, contra las posturas de un grupo de diputados que no tienen el menor interés de que el procedimiento se realice en el país", criticó por su parte la Defensora de los Habitantes, Ofelia Taitelbaum.

Mostrar comentarios