Parlamento de Ecuador aprueba nuevo código que regula el sistema financiero

  • La Asamblea Nacional (parlamento) de Ecuador, aprobó hoy el Código Orgánico Monetario y Financiero (COMF), un nuevo instrumento que regula el sistema financiero y crea mecanismos para proteger a los ahorradores, si bien la norma ha sido criticada por sectores de la oposición.

Quito, 24 jul.- La Asamblea Nacional (parlamento) de Ecuador, aprobó hoy el Código Orgánico Monetario y Financiero (COMF), un nuevo instrumento que regula el sistema financiero y crea mecanismos para proteger a los ahorradores, si bien la norma ha sido criticada por sectores de la oposición.

El código, que recibió 91 votos a favor, 22 en contra y tres abstenciones de los 137 legisladores que conforman la cámara, determina las funciones y competencias de las diferentes superintendencias económicas del país y regula el funcionamiento del dinero electrónico, con el que se pretende dinamizar la economía.

"A través de esta normativa se busca garantizar los depósitos -recursos- que los ecuatorianos tienen en la banca pública, privada, las cooperativas de ahorro y crédito y en general en el sistema financiero nacional, a través del fondo de garantía de depósitos", indicó en un comunicado la Asamblea Nacional.

"Los depositantes de la banca -agregó- pueden tener plena confianza en que sus recursos les serán debidamente entregados".

Según la institución, el proyecto pone al ser humano por encima del capital; ratifica la dolarización y "el total compromiso de aportar para el desarrollo de la patria en la orientación en las líneas de crédito".

También se limitan los sueldos y remuneraciones de los gerentes y directivos de las instituciones del sistema financiero y se determina la obligación de las cooperativas de economía popular y solidaria de contar con un seguro de depósitos para hacer frente a quiebras, así como la creación de un "seguro de aseguradoras" con el mismo fin.

La aprobación de esta normativa generó críticas desde algunos sectores de la oposición, como las expresadas por el parlamentario Luis Fernando Torres, quien discrepa del "dirigismo estatal" que, en su opinión, caracteriza al instrumento.

Torres dijo ayer al periódico digital Ecuador Inmediato que la Junta de Política y Regulación, que asume las competencias de otros órganos que desaparecen, "va a ser un monstruo de seis cabezas" que tendrá un conjunto de 110 funciones o competencias.

"Se convertirá al final en uno de los órganos públicos más poderosos en el territorio ecuatoriano", con competencias "para legislar sobre diversas materias bajo el disfraz de que dictará actos normativos", indicó.

El parlamentario se mostró preocupado por la posibilidad de que se permita la inversión de recursos de un fondo de liquidez de 2.000 millones de dólares "del dinero de depositantes" en papel con un cierto nivel de seguridad, pero no con un rango "doble A plus", como en la actualidad.

"Me temo que en un momento dado se pueda comprar títulos de deuda interna en el país con los fondos de liquidez", que no son de la banca "sino de los depositantes", lo que calificó de "preocupante, porque el depositante lo que necesita es que cuando pida la plata al banco se le devuelva de manera inmediata", dijo.

Análisis periodísticos sobre este proyecto motivaron el pasado 16 de julio una advertencia del Consejo Regulador de la Información y la Comunicación (Cordicom) al entender que "opiniones débilmente fundamentadas" emitidas sobre la norma "podrían ocasionar inquietudes injustificadas en los depositantes", en el sector económico y en la sociedad.

Esa advertencia fue calificada hoy de "exabrupto" pro la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y el presidente de su Comisión de Libertad de Prensa e Información, Claudio Paolillo, indicó que en Ecuador "esta clase de advertencias terminan siendo el preámbulo de más leyes y mayores restricciones a la prensa".

Paolillo, director del semanario uruguayo Búsqueda, precisó que es "usual en Ecuador que el Gobierno acuse de inmorales a los medios, para luego justificar sanciones que no se resuelven por el tema de la ética sino con fuertes condenas civiles y penales".

El pronunciamiento de Cordicom, según la SIP, ha generado "desconcierto y alarma" en la prensa local, ya que el nuevo Código Penal contempla el delito de "pánico financiero", al que de manera indirecta alude el organismo oficial en su advertencia a los medios.

El texto aprobado hoy, que integra cerca de una treintena de normas y disposiciones, cuenta con 520 artículos; 18 disposiciones generales y 41 disposiciones transitorias.

El proyecto de Ley será enviado al presidente del país, Rafael Correa, quien podrá sancionarlo u objetarlo. Tras ese trámite, el Código Monetario podría entrar en vigor a finales de agosto, según estimaciones de legisladores.

Mostrar comentarios