Lunes, 16.09.2019 - 15:23 h
El tribunal les urge a dar soluciones 

División entre las partes del juicio Bankia ante las dudas de continuidad de la fiscal

Algunas acusaciones prefieren esperar a que se recupere la representante de Anticorrupción mientras otras defensas temen que se demore en exceso.

Arranca el juicio por la salida a bolsa de Bankia en la Audiencia Nacional
Rodrigo Rato y Moral Santín en el arranque del juicio por el caso Bankia/ Pool - Archivo

La propuesta del tribunal de Bankia de consultar a las partes para que se pronuncien sobre una solución al 'parón' del juicio no va a tener una respuesta unánime. La ausencia sobrevevenida de la fiscal Carmen Laúna por motivos de salud apenas dos días después de arrancar la ronda de interrogatorios ha provocado una clara escisión entre el tribunal -partidario de que se nombre un sustituto- y la propia Fiscalía, que pretende esperar a que se recupere. Y entre esas dos aguas nadan tanto las defensas como las acusaciones de cara a encontrar una salida al conflicto.

Según fuentes de la investigación consultadas por este diario, la alternativa propuesta por Anticorrupción de que se señale una única sesión la primera semana de febrero para terminar de interrogar a Rodrigo Rato podría ser una buena solución. Lo consideran así porque de esta manera el plazo máximo de 30 días que marca la Ley de Enjuiciamiento Criminal sobre el que puede estar parada una causa comenzaría a contar de cero y ello implicaría que la fiscal tendría más tiempo para poder recuperarse de la operación por desprendimiento de retina a la que fue sometida el pasado lunes.

Algunas acusaciones de la macrocausa por la gran crisis financiera respaldan la tesis de la Fiscalía Anticorrupción acerca de que se trata de un procedimiento cuanto menos complejo y, por tanto, es coherente que se encargue Laúna y no un sustituto. Máxime cuando está en juego la tercera sesión de interrogatorio a Rodrigo Rato (que se enfrenta a cinco años de cárcel) y teniendo en cuenta también que Laúna ya apuntó al principio de la vista oral, durante las cuestiones previas, que no descartaba actuar también por falsedad contable contra el total de 34 acusados que deben responder penalmente por irregularidades en la salida a Bolsa de Bankia. 

Otra de las opciones que barajan plantear al tribunal en estos tres días de plazo que se les ha dado es que sea el actual fiscal jefe Anticorrupción, Alejandro Luzón, el que asuma las riendas del procedimiento hasta que Laúna se recupere por completo. Una alternativa nada descabellada para las fuentes consultadas teniendo en cuenta que Luzón fue el fiscal designado inicialmente para el caso y que se encargó de toda la instrucción del mismo (además del juicio de la pieza separada por las tarjetas 'black').

No obstante, el tribunal busca las opiniones de los prestigiosos letrados de los acusados puesto que no está para nada conforme con la alternativa que propone la Fiscalía ya que considera que celebrar una única sesión para dar carpetazo al interrogatorio al exvicepresidente económico del Gobierno perjudica a todos los acusados, tanto a los que se dirige la Fiscalía como los 28 restantes quienes, por su parte, pidieron que se les aplicara la doctrina Botín al no existir contra ellos acusación del Ministerio Público.

Las prisas del tribunal provocan el choque con Anticorrupción

Algunos de los letrados de los principales acusados comparten la tesis de los tres miembros del tribunal y consideran que, aunque efectivamente se trata de una causa realmente compleja, lo ideal sería que se nombrara un sustituto a la representante del Ministerio Público puesto que se está demorando en exceso la continuidad del procedimiento (señalado en principio hasta el mes de junio). 

El plazo de recuperación de Laúna ha provocado un tenso enfrentamiento entre Anticorrupción y los tres magistrados teniendo en cuenta que, desde que se suspendiera el juicio el 11 de enero, los magistrados de la Sala de lo Penal han requerido hasta en dos ocasiones que comunique lo antes posible quien va a reemplazarle con el fin de continuar con los interrogatorios de todos los acusados. Una pretensión a la que se ha negado la Fiscalía alegando que la recuperación de Laúna se efectuaría en menos de un mes. Con todo, el interminable interrogatorio a Rato ya puso en aviso a la presidenta del tribunal, la magistrada Ángela Murillo, de lo mucho que podría eternizarse la vista. Tanto fue así que advirtió de que la densidad de estas declaraciones obligaría a ampliar las sesiones de juicio también a las tardes.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios