Partidos europeos critican las carencias democráticas de la unión bancaria

  • Los principales grupos políticos europeos saludaron hoy la propuesta presentada por la Comisión Europea (CE) para avanzar hacia una unión bancaria en la eurozona, pero criticaron las carencias democráticas de la iniciativa, especialmente su falta de control parlamentario.

Bruselas, 12 sep.- Los principales grupos políticos europeos saludaron hoy la propuesta presentada por la Comisión Europea (CE) para avanzar hacia una unión bancaria en la eurozona, pero criticaron las carencias democráticas de la iniciativa, especialmente su falta de control parlamentario.

El grupo de Socialistas y Demócratas (SyD) da la bienvenida al plan de la Comisión Europea para establecer una unión bancaria, pero advierte de que el Parlamento Europeo tiene que estar completamente involucrado en el proceso de toma de decisiones, señaló en un comunicado.

El presidente del grupo SyD, Hannes Swoboda, pidió que la supervisión bancaria sobre la zona del euro esté acompañada de una "reforma bancaria exhaustiva" en Europa y la creación de un fondo de resolución o liquidación, para evitar que los contribuyentes asuman los costes de la recapitalización de las entidades con problemas.

Sin embargo, la eurodiputada socialista Elisa Ferreira mostró su respaldo a que el BCE tenga el poder de supervisar, sancionar y cerrar bancos (tras consultar con las autoridades nacionales), pero señaló que estas nuevas facultades deben estar bajo control parlamentario a nivel europeo, "para asegurar la rendición de cuentas".

La diputada del Partido Popular Europeo (PPE) Marianne Thyssen afirmó que una supervisión bancaria "integrada y uniforme es una parte vital del paquete de medidas necesarias para arreglar los problemas de construcción a los que se enfrenta el euro".

Pese a esto, Thyssen rechazó el hecho de que el Parlamento solo pueda participar de manera consultiva en el proceso legislativo para la creación de la unión bancaria y no como colegislador.

"Es difícil de entender por qué la propuesta de la unión bancaria está basada en el método intergubernamental. Esta es una receta para crear un sistema de supervisión paneuropeo con un brazo atado a la espalda", criticó el líder del Grupo de Liberales y Demócratas (ALDE, en sus siglas en inglés), Guy Verhofstadt.

Verhofstadt lamentó que la propuesta vaya a ser negociada por la Comisión y los veintisiete miembros de la UE en el seno del Consejo Europeo, sin contar con el Parlamento Europeo.

El vicepresidente del Grupo de los Verdes, Raül Romeva, mostró su respaldo a una supervisión bancaria única, ya que apuntó a la falta de supervisión bancaria y la desregulación financiera como una de las causas de la actual crisis.

Sin embargo, Romeva consideró "peligroso" que el BCE cumpla este papel, pues "no rinde cuentas a ningún parlamento", un "déficit democrático" que los Verdes tratarán de subsanar en las próximas negociaciones antes de su aprobación.

La propuesta presentada hoy por la Comisión Europea establece, sin embargo, que el BCE tendrá que responder ante la Eurocámara, el Consejo y el Eurogrupo, y el presidente del consejo supervisor que se creará presentará tanto al Parlamento como a los ministros de Finanzas un informe anual sobre las actividades del mecanismo y comparecerá ante las comisiones parlamentarias competentes.

Mostrar comentarios