Quieren "recuperar el bien"

El Gobierno espera que el juicio por el Pazo de Meirás sea "satisfactorio"

El abogado de la familia Franco ha asegurado que el juicio sobre la titularidad del Pazo de Meirás es "de naturaleza civil", por lo que ha dicho esperar que "no haya ninguna implicación política".

Pazo de Meiras
El Gobierno espera que el juicio por el Pazo de Meirás sea "satisfactorio".
EFE

La subdelegada del Gobierno en A Coruña, Pilar López-Rioboo, ha confiado este lunes en las puertas de los juzgados de A Coruña en que el juicio sobre la propiedad del Pazo de Meirás, actualmente en manos de la familia Franco, sea "satisfactorio" para todos tras insistir en que "es un bien público".

En las puertas del Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña, antes de la celebración del juicio sobre la titularidad de este inmueble, López-Rioboo, que ha llegado acompañada del abogado del Estado jefe en Galicia, Javier Suárez, ha insistido en que el objetivo del proceso es "tratar de recuperar" el bien. "El Pazo de Meirás es un compromiso del Gobierno con la memoria y la recuperación de bienes para el uso público que se comenzó con sacar al dictador del Valle de los Caídos", ha subrayado la subdelegada en declaraciones a los periodistas.

Sobre la estrategia de la Abogacía del Estado en el juicio, López-Rioboo ha señalado que "la segunda escritura del año 41 no es válida", ya que "la válida es la del 38", uno de los argumentos que se expondrá en estos días.

Los Franco esperan un "juicio civil"

El abogado de la familia Franco, Luis Felipe Utrera Molina, ha asegurado este lunes que el juicio que comienza en los juzgados de A Coruña sobre la titularidad del Pazo de Meirás es "de naturaleza civil", por lo que ha dicho esperar que "no haya ninguna implicación política". Utrera Molina ha llegado pasadas las 8:40 horas al Juzgado de Primera Instancia número 1, que acogerá el juicio sobre este inmueble situado en Sada (A Coruña), que en los últimos años ha protagonizado reclamaciones desde Galicia para que sea integrado en los bienes del Estado.

"Este es un juicio de naturaleza civil, lo que se discute es la propiedad de un inmueble. Esperamos que no haya ninguna implicación de tipo político porque no lo es", ha insistido Utrera Molina en declaraciones a los periodistas. Además, ha reprochado a las administraciones públicas haberse olvidado del edificio durante 44 años. "Tanto el Estado como el resto de las instituciones que hoy están personadas lo abandonaron por completo en el 1975 y solo se acordaron 44 años después", ha apostillado.

En este sentido, ha añadido que "no se acordaron cuando se destruyó, no se acordaron cuando se incendió, no se acordaron cuando hubo que reconstruirlo y se acuerdan ahora". Sin embargo, ha reconocido que la causa "evidentemente tiene un trasfondo político", pero tanto él como el otro letrado de la familia Franco, Antonio Eduardo Gil Evangelista, van a defender "el derecho a la propiedad" de los herederos del dictador.

"Nuestros clientes son los legítimos propietarios que han estado manteniendo y pagando todos los impuestos del Pazo de Meirás durante los últimos 45 años", ha afirmado. Desde las 8:30 horas una veintena de personas se concentran ante el juzgado coruñés con una gran pancarta que reza "Fascismo nunca más! Fin de la impunidad ya". La Xunta de Galicia, la Diputación de A Coruña y los Ayuntamientos de Sada y A Coruña comparecerán como parte en este proceso.

La Abogacía del Estado presentó en julio de 2019 una demanda contra los herederos de Franco por la propiedad del pazo, en la que sostiene que la compra de este inmueble por parte del dictador en 1941 fue "simulada" y "fraudulenta".

Mostrar comentarios