Lunes, 27.05.2019 - 05:59 h
Alrededor del 21% de la red total de pago

Estos son los peajes de las autopistas que van a desaparecer al final de su concesión

La decisión afectará a la AP-1 Burgos-Armiñón, la AP-4 Sevilla-Cádiz y el tramo de la AP-7 entre Alicante y Tarragona.

Peajes que desaparecerán en España al final de su concesión.
Peajes que desaparecerán en España al final de su concesión.

El Gobierno de Sánchez eliminará el peaje de las tres autopistas cuyo plazo de concesión concluye este año y el que viene y que, por tanto, revierten al Estado, lo que supondría un coste de unos 450 millones de euros anuales para las 'arcas públicas', según ha anunciado el ministro de Fomento, José Luis Ábalos.

La decisión afectará a tres vías de pago. Se trata de la AP-1 Burgos-Armiñón, la primera que, el próximo 30 de noviembre, alcanza el fin del plazo de concesión de cincuenta años con el que en su día se contrataron las vías, y de la AP-4 Sevilla-Cádiz y el tramo de la AP-7 entre Alicante y Tarragona, que vencen el próximo ejercicio, el 31 de diciembre de 2019.

Las tres vías suman 552 kilómetros de longitud, alrededor del 21% de la red total de 2.550 kilómetros de vías de pago del país, y cuentan con una media de 16.321 usuarios diarios en el caso de la AP-1 y de 16.814 y 15.824 conductores al día en cuanto a los dos tramos de la Tarragona-Alicante, el Tarragona-Valencia y el Valencia-Alicante, respectivamente. La AP-4 tiene unos 18.343 usuarios.

Además, según la patronal de concesionarias, la AP-1 presenta un "elevado tránsito de vehículos extranjeros", que supone hasta el 50% del total en los meses de verano. "No tiene sentido sacar de las arcas públicas, del dinero de los contribuyentes, el coste de mantenimiento de las vías para que los extranjeros disfruten gratis de la autopista", indicó el presidente de Seopan en dicha comparecencia pública.

Estas dos autopistas son concesiones de Abertis, grupo sobre el que ACS y la italiana Atlantia acaban de concluir la OPA que lanzaron para hacerse con la compañía, actual primer grupo gestor de vías de pago en el país, mientras que la AP-1 actualmente es de Itínere.

Precedente para las siguientes

La supresión del peaje en estas vías puede sentar un precedente para las que terminan su concesión en años sucesivos, si bien en ese caso la decisión deberá tomarla el Gobierno de la próxima Legislatura. Las próximas que concluirán su concesión son la AP-7 que une Barcelona, con La Jonquera y Tarragona y el que une Montmeló-El Papiol. También el de la AP-2 Zaragoza-Mediterráneo, con 479 kilómetros en su conjunto y con plazo de finalización en 2021.

En el caso del los referidos tramos de la AP-7, figuran entre los que más volumen de usuarios registran actualmente, con unos 41.672 y 49.736 vehículos diarios, según los últimos datos oficiales del Ministerio de Fomento, los de cierre del pasado mes de abril. De su lado, la AP-2 Zaragoza-Mediterráneo contabiliza unos 10.135 usuarios al día.

Autopistas "rescatadas"

En cuanto a las nueve autopistas de peaje en quiebra que el Gobierno anterior 'rescató' con el fin de volver a ceder su explotación a empresas privadas a través de concurso público este mismo año, Ábalos indicó que hará "una revisión ajustada" de estos planes "para saber de qué cifras se hablan y su afectación sobre el déficit".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios