Martes, 28.01.2020 - 14:34 h
Primera medida del gobierno de coalición

Sánchez revaloriza las pensiones al 0,9% y apuesta por renovar el Pacto de Toledo

El presidente promete que los pensionistas no sufrirán una merma en sus pagas, a la vez que defiende que la exministra de Justicia sea Fiscal General

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez / EFE

La revalorización de las pensiones para 2020 ya es un hecho. El Consejo de Ministros ha aprobado la subida del 0,9% en su primera reunión tras conformarse el gobierno de coalición acordado por PSOE y Unidas Podemos. Como ha confirmado el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, los efectos de esta subida tienen efecto retroactivo, al aplicarse desde el 1 de enero de este año. Lo que según ha defendido es una gran diferencia con respecto a la anterior reforma de Mariano Rajoy de subirlas al 0,25% utilizando el factor de sostenibilidad. Una cuestión que ha marcado su primera comparecencia ante la prensa junto con la elección de Dolores Delgado como Fiscal General del Estado. Un nombramiento para la exministra de Justicia que, a pesar de las críticas, Sánchez ve "impecable".

Su intervención inicial se ha centrado en anunciar esa subida de pensiones, materia que ha situado como prioritaria para esta legislatura. Por eso ha señalado como clave que se reforme el sistema a través del Pacto de Toledo, con el fin de "garantizar la sostenibilidad con medidas equilibradas" para todos los jubilados. "Si hay un ámbito en el que merece la pena trabajar, ese es el de nuestros mayores", ha destacado Sánchez. Las otras dos medidas relacionadas con las retribuciones que le quedan pendientes son la subida del salario mínimo y el aumento del sueldo de los funcionarios, sobre los que ha señalado que se llevarán a cabo en las próximas semanas.

Cataluña también ha ocupado gran parte de las respuestas que ha dado a la prensa, con su próxima reunión con Quim Torra como tema de interés principal. Sánchez se ha vuelto a mostrar dispuesto a encontrarse con el president de la Generalitat catalana, pero no le ha otorgado carácter urgente a esa cita, que ha calificado de "normal" por tratarse de dos jefes de ejecutivo. Sánchez ha reiterado de esta manera que no se verán tan pronto como anunció él mismo hace unas semanas. Su prioridad ahora es sacar adelante las primeras reformas y leyes del nuevo Consejo de Ministros, como ya publicó este medio. 

A la vez que anunciaba los planes que tiene para dotar al Consejo de Ministros de más "dinamismo", el presidente ha aprovechado para lanzar varios dardos a la oposición. Lo primero que ha lamentado es que no se le vayan a conceder los 100 días 'de gracia' que suelen tener los nuevos Ejecutivos. Algo que Sánchez tiene claro que no va a ocurrir porque "no nos van a juzgar por los hechos, sino por los prejuicios de la oposición". Pero esto no afecta a la acción que vaya a llevar a cabo Moncloa, ya que ha reiterado que se sienten "plenamente legitimados" por la confianza que han recibido en las urnas. 

Sobre la elección de Dolores Delgado como Fiscal General, el jefe del Ejecutivo ha admitido la evidente vinculación de Delgado con los socialistas, ya que concurrió en las listas y obtuvo acta de diputada en el Congreso. Pero eso a su juicio no es un obstáculo para que asuma el Ministerio Público, al ser una "fiscal de carrera de reconocido prestigio". "No afecta a su autonomía que haya estado en el Gobierno. Le pido independencia y que se garantice el cumplimiento de la legalidad democrática", ha añadido. Lo que sí ha esquivado es reconocer que su partido criticó los nombramientos que hizo el PP para este cargo, como ocurrió en el caso de José Manuel Maza, al que acusaban de no ser independiente.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING