Peres invita a Lula a "encender la luz de la paz en Oriente Medio"

  • Brasilia.- El presidente de Israel, Simón Peres, invitó hoy a su homólogo brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, a sumarse al proceso de paz en Oriente Medio, al tiempo que éste pidió dialogar con "todos" los actores del conflicto, incluido Irán.

Lula justifica ante Peres su reunión con Ahmadineyad en aras de la paz
Lula justifica ante Peres su reunión con Ahmadineyad en aras de la paz

Brasilia.- El presidente de Israel, Simón Peres, invitó hoy a su homólogo brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, a sumarse al proceso de paz en Oriente Medio, al tiempo que éste pidió dialogar con "todos" los actores del conflicto, incluido Irán.

"Venga, señor presidente, y encienda la luz de la paz en Oriente Medio", le dijo Peres a Lula durante una rueda de prensa conjunta, celebrada en Brasilia tras un encuentro privado entre ambos.

Lula, a su turno, respondió que todos los países de la región "pueden contar con Brasil para la construcción de una paz duradera, cuyas repercusiones positivas traspasarán las fronteras de Oriente Medio y beneficiarán a toda la humanidad".

El mandatario brasileño, sin embargo, apuntó que la paz no será posible "sin concesiones" y sin que se dialogue con todas las partes involucradas en el conflicto.

Lula, quien recibirá en Brasilia el próximo 20 de noviembre al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, y tres días después al líder iraní, Mahmud Ahmadineyad, sostuvo que "si no se conversa con todas las fuerzas políticas y religiosas", cualquier proceso de negociación "se transforma en un club de amigos".

En su opinión, "los interlocutores (en el conflicto) están todos identificados, las dificultades son conocidas y las soluciones existen", pero "la paz y la reconciliación solo serán alcanzadas a través del diálogo y la reconciliación".

El gobernante brasileño defendió sus intenciones de conversar con Ahmadineyad incluso ante una pregunta directa de una periodista israelí, que le comentó el malestar que causará entre los judíos el hecho de que reciba a quien proclama "la destrucción de Israel".

Insistió en que la paz solo podrá ser alcanzada mediante el "diálogo con todos" y afirmó que siempre que se conversa "se puede extraer una palabra o una coma que sirva para construir la paz", lo cual "sería imposible" si se aisla a uno u otro interlocutor.

Peres, a su turno, valoró "la postura contra el terrorismo y contra las amenazas de otros países" que mantiene Brasil y reiteró que Israel está dispuesta a retomar las negociaciones de paz con los palestinos y con Siria.

No hizo, sin embargo, ninguna alusión a Irán ni a Ahmadineyad, a quien calificó de "amenaza para la paz" en un discurso que dirigió ayer ante el Congreso brasileño, en el primer día de su visita oficial al país.

Peres sostuvo que, en el caso de Palestina, Israel ya ha admitido la fórmula de "dos pueblos, dos Estados" y que, además, está decidido a aceptar "hasta una paz imperfecta", para la que "no pide nada a cambio" más allá de "garantías de seguridad".

Asimismo, apoyó las iniciativas del primer ministro de su país, Benjamín Netanyahu, para limitar los asentamientos judíos y aseguró que "nada es más urgente que la paz" y "nada justifica más derramamientos de sangre".

Acotó que Israel sabe que "las guerras nada dejan" y que no tiene ni tendrá intenciones de "gobernar a los palestinos ni a ningún otro pueblo", pues de ser así "perdería su postura moral".

Tras la entrevista con Lula, Peres tenía previsto viajar a Sao Paulo, donde mañana participará en la clausura de un seminario que congregará a empresarios de ambos países.

El viernes visitará la ciudad de Río de Janeiro, donde se entrevistará con autoridades locales y también con el presidente de la empresa estatal Petrobras, José Sergio Gabrielli.

Peres permanecerá el sábado en Río de Janeiro, pero sin agenda oficial, en respeto a la jornada sabática judía.

El domingo viajará hacia Buenos Aires, donde también pretende, como ha adelantado el Gobierno israelí, discutir la "infiltración de Irán" en América Latina, en alusión a las relaciones estrechas que Teherán ha establecido con algunos países de la región, como Bolivia y Venezuela.

Mostrar comentarios