Un periodista canadiense estuvo bajo escuchas y vigilancia de la policía

La policía de Montréal, en acuerdo con un juez, realizó escuchas a un periodista canadiense y siguió sus desplazamientos con ayuda de la tarjeta SIM de su celular para identificar sus fuentes en el seno del organismo de seguridad.

Apoyado en 24 órdenes de vigilancia desde inicios del año, la policía obtuvo todos los números de llamadas hechas desde y hacia al celular Patrick Lagacé, periodista del diario La Presse.

La policía también tuvo acceso a los mensajes de texto recibidos o enviados y pudo localizar al periodista gracias al chip del celular, denunció este lunes el diario de Montréal.

Eso "constituye un ataque inequívoco contra la institución La Presse y contra toda la profesión periodística", escribió el director del diario, Eric Trottier.

"En Canadá, el cuerpo de la policía parece hacer caso omiso a las reglas fundamentales" para la protección del trabajo de la prensa, añadió Trottier, exigiendo poner fin a esta "verdadera caza de las fuentes periodísticas".

El exjefe de asuntos internos de la policía de Montréal Costa Labos justificó estas prácticas: "Entiendo que algunas personas pudieron ofuscarse o molestarse por el hecho de que su teléfono haya sido (vigilado), pero hacía falta hacer nuestro trabajo", declaró a La Presse.

La policía buscaba conocer a los funcionarios que en su seno estaban en contacto con el periodista y podían darle informaciones sobre investigaciones en curso.

La ministra de la Justicia de Quebec, Stéphanie Vallée, dijo este lunes estar "preocupada" y recordó "la importancia de la libertad de prensa en una sociedad líbre y democrática".

Mostrar comentarios