Viernes, 16.11.2018 - 12:59 h
Se trata del escultor Enrique Tenreiro

La pintada en la tumba de Franco irá a los tribunales: el autor afronta una querella 

La Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos (ADVC) le atribuye delito de profanación de cadáver, penado con hasta cinco meses de cárcel.

Foto tumbra Franco
El escultor coruñés roció la tumba con spray rojo y escribió 'Por la libertad' / EFE

La pintada en la tumba de Francisco Franco que realizó este miércoles el escultor coruñés Enrique Tenreiro tendrá casi con toda probabilidad recorrido jurídico ya que contra el autor de la misma se va a querellar la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos (ADVC) al entender que estos hechos son constitutivos de infracción penal. 

La asociación considera que la acción, que se produjo poco antes de que comenzara la misa de las 11.00 horas en el Valle de los Caídos, podría acabar siendo objeto de investigación por delito de profanación de cadáver, penado con prisión de tres a cinco meses, y por delito contra el patrimonio, que incluye penas de entre seis meses a tres años de prisión.

Por ello, la ADVC ha denunciado lo sucedido ante la Guardia Civil, y en las próximas horas interpondrá querella en el juzgado competente tras estudiar con los servicios jurídicos de la Asociación la relevancia penal de lo ocurrido, según ha podido saber este diario. 

Tras conseguir meter en la basílica la pintura, Tenreiro se acercó a la tumba y la roció con spray rojo; en concreto pintó una paloma de la paz y la acompañó de la leyenda 'Por la libertad', si bien fue rápidamente identificado por otras personas que se encontraban en el interior y que avisaron a los agentes de seguridad, los cuáles le sacaron rápidamente del recinto.

El propio artista explicó en una nota remitida a los medios que se trata de una acción "artística" con la que no buscaba hacer daño a la familia del caudillo o a sus seguidores sino simplemente poner de manifiesto la "libertad robada" a la generación de sus padres y abuelos y aportar su "grano de arena para aliviar el dolor de los perdedores en la guerra civil".

Amplia difusión en las redes sociales

Además ha aprovechado para recordar que él mismo proviene de una familia dividida en la que una parte era del bando franquista y otra del republicano. También ha explicado que es el único responsable de lo ocurrido si bien ha accedido al recinto acompañado de un fotógrafo que ha grabado la escena y la ha subido a la plataforma de Twitter logrando una muy rápida difusión en escaso margen de tiempo. 

Aunque dice que llevaba fraguando esta "acción pacífica" desde el pasado mes de junio, lo cierto es que los hechos se producen en plena polémica por la exhumación de los restos de Franco. De hecho, aunque todavía es una incógnita el destino final donde terminarán los restos mortales del dictador, lo que parece claro es que no será en la cripta de la madrileña catedral de La Almudena, como pretendían sus familiares. 

El propio Vaticano se ha pronunciado sobre la polémica al considerar que es oportuno explorar alternativas a esta opción puesto que no quiere que acabe convirtiéndose en un lugar de enaltecimiento del dictador. No obstante, esta misma semana desmintió al Gobierno de Pedro Sánchez asegurando que la Santa Sede todavía no se ha pronunciado sobre el lugar de exhumación

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios