Sábado, 20.10.2018 - 01:58 h
Recibió la notificación

La DGT aclara que Piqué tenía que saber que estaba conduciendo sin puntos

"Sin entrar en detalle diré que consta la notificación personal a Piqué de la pérdida ", declara su director. 

Fotografía de Gerard Piqué, FC Barcelona
Fotografía de Gerard Piqué, FC Barcelona / EFE

La Dirección General de Tráfico comunicó al jugador del FC Barcelona Gerard Piqué que había perdido todos los puntos de su carné y, por tanto, debía saber que tenía prohibido ponerse al volante. La Guardia Urbana paró al defensa en un control rutinario y comprobó que éste circulaba sin puntos por infracciones anteriores. Este fin de semana acudió a su encuentro con el Barcelona de copiloto. Al volante iba su hermano. 

"Sin entrar en detalle diré que consta la notificación personal a Piqué de la pérdida de puntos", se ha limitado a decir el director general de la DGT, Pere Navarro, preguntado sobre la investigación por un delito contra la seguridad vial que un juez ha abierto al futbolista y la petición de que Tráfico aclare si informó al sancionado de que no le quedaban puntos.

Navarro ha dicho que no quería dar más información sobre ese expediente en concreto, pero sí ha mostrado su extrañeza en tono irónico sobre los motivos para que Piqué tuviera que conducir. "Me extraña que no vaya con un chófer", ha bromeado.

Según ha comentado Navarro, los personajes públicos, como en este caso Piqué, deberían tener "cierta responsabilidad" y "obligación de ejemplaridad" no cometiendo este tipo de delitos contra la seguridad vial. "Pero esta es la teoría, luego en la práctica se descubre que hay lo que hay", ha lamentado.

"La sociedad te ha dado el ser público, tu también tienes un compromiso con la sociedad, tienes que devolver a la sociedad parte de lo que la sociedad te ha dado, y eso es la ejemplaridad, aunque cada uno hace lo que considere que tiene que hacer", ha concluido.

El futbolista, pareja de la cantante Shakira, ya fue condenado en marzo de 2015 a una multa de 10.500 euros por increpar de forma airada, despectiva y agresiva a dos agentes de la Guardia Urbana que habían multado a su hermano por dejar su coche mal estacionado.

En la sentencia por aquel caso, la titular del Juzgado de instrucción número 5 de Barcelona recriminó al central azulgrana su "actitud despectiva y de agresividad verbal y gestual" hacia los agentes que se disponían a multar a su hermano la madrugada del 13 de octubre de 2014.

Ahora en Portada 

Comentarios