Martes, 20.08.2019 - 08:46 h
Bruselas espera el documento desde el mes de diciembre

El Plan de Energía enfrenta a Sánchez con Podemos y pone más difícil sacar los PGE

La formación morada exige que el Gobierno cumpla el pacto presupuestario y negocie las medidas de transición energética, incluido el apagón nuclear

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en la firma del acuerdo de octubre de 2018.
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en la firma del acuerdo de octubre de 2018. / EFE

El Plan de Energía y Clima que ultima el Gobierno y que prevé extender el apagón nuclear hasta el año 2035 se ha convertido en un nuevo escollo para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2019. Podemos -apoyo clave del Gobierno de Pedro Sánchez para sacar adelante las cuentas- reprocha al Ministerio de Transición Ecológica que sólo haya negociado con las empresas eléctricas cuestiones estratégicas en la transición energética como el apagón nuclear. La formación morada reprocha también al PSOE el retraso en la renovación del Consejo de Seguridad Nuclear que deja en manos del PP un organismo clave en la transición energética.

El Gobierno quita hierro a los reproches. Según su versión, el Plan de Energía que se va a mandar a Bruselas -la Comisión Europea lo espera desde el mes de diciembre- sólo es un primer borrador que sale a participación e información pública. Un punto de partida, en suma, sobre el que cabe la negociación.

Podemos lo ve de otra forma. Josep Vendrell, portavoz de energía de la formación que dirige Pablo Iglesias recuerda que la aprobación de medidas para facilitar la transición hacia una economía descarbonizada, previa negociación, "fue uno de los puntos recogidos en el acuerdo presupuestario firmado en octubre entre el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias". "De momento" señala Vendrell "el Ministerio (de Transición Ecológica) solo se ha reunido con las empresas eléctricas". El resultado de la reunión, con la extensión de vida útil de las centrales, no agrada a la formación de Iglesias.

El punto diez de cuarenta

El acuerdo de 50 páginas entre Sánchez e Iglesias, en su punto diez -el documento recoge cuarenta- prevé la aprobación de "reformas estructurales de fondo y medidas de choque que protejan a los más vulnerables y reorienten el modelo hacia la descarbonización". El Plan de Energía y Clima y la futura Ley, sostiene Podemos, debería contemplar medidas negociadas en ese sentido.

El compromiso con el Gobierno contemplaba también medidas “extrapresupuestarias” como la subida del Salario Mínimo Interprofesional, que ya se aprobó por el Consejo de Ministros, o la derogación de una parte de la Ley Mordaza, todavía pendiente. Otra medida estrella era la limitación de los precios de los alquileres, que no se ha concretado y que Podemos considera una "línea roja" para su apoyo. La línea ha engordado con los planes adelantados por el Gobierno para extender el cierre de las nucleares más allá de los 40 años de vida útil.

Frente a lo esbozado por la ministra Teresa Ribera a los presidentes de las eléctricas, Podemos defiende el "cierre ordenado" de instalaciones nucleares, pero con el límite de los 40 años. El grupo parlamentario registró en 2018 una iniciativa en el Congreso instando al Gobierno a no conceder nuevas licencias de explotación a los reactores nucleares operativos en España conforme vayan expirando las que están en vigor, todo ello con el objetivo de cerrar progresivamente todas las centrales nucleares del país en 2024. Así, la central de Almaraz (Cáceres) cerraría en 2020; Vandellós (Tarragona) en 2020; Asco  (Tarragona) en 2021; Cofrentes (Valencia) en 2021 y Trillo (Guadalajara) en 2024.

Organismo clave, en año clave

Los recelos sobre los planes del Gobierno se extienden a la renovación del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), organismo clave en un año clave para el futuro del parque nuclear. El CSN tiene su presidente -Fernando Marti (PP)- en funciones desde finales de diciembre, ha perdido esta semana un consejero, Jorge Fabra, al cumplir el límite de edad de 70 años y tiene otros dos consejeros a punto de cumplir en marzo los seis años de mandato. En marzo sólo quedará un consejero -Javier Díes (PP)- con mandato vigente.

Podemos ha pedido paso en el CSN. La formación ha solicitado al menos en dos ocasiones al Gobierno el comienzo de las negociaciones para designar candidatos para sustituir a cuatro de los cinco consejeros que acaban mandato. De momento, explica el portavoz Vendrell, no ha obtenido respuesta. "No ha habido ningún avance"  en una cuestión "que ya es urgente", explica.

Si no hay renovación, el PP tendrá mayoría en el CSN. De ahí que tenga poco interés en agilizar la renovación. El partido que dirige Pablo Casado puede prolongar su control del organismo más allá de la próxima primavera. Todo mientras se debate si es posible o no sustituir la generación eléctrica de origen nuclear (20%) por renovables.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios