'Podemos' apura la confluencia territorial para las generales

    • Iglesias define con sus 'barones' las posibilidades estratégicas en cada región.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

Días clave para que Podemos defina sus candidaturas para las generales. El partido de Iglesias explorará mañana sus posibilidades de confluencia en su primera reunión tras las vacaciones de verano, un encuentro con dirigentes autonómicos en el que se abordará el estado de las negociaciones territoriales para concurrir a los comicios.

El partido emergente ha abierto la posibilidad de confluencia más allá de los territorios 'históricos', a los que se había limitado en un primer momento. La formación, que tiene ya cerrada la convergencia en Cataluña-donde se presentará el próximo 27-S en la candidatura 'Catalunya sí que es pot'-ultima también acuerdos en Galicia, Baleares y Comunidad valenciana. Pero su intención es que la fórmula se repita en otros territorios.

Iglesias ya abrió la mano esta semana, cuando, en su primera rueda de prensa de curso político anunció la intención de buscar nuevos "espacios de encuentro a nivel territorial" con otras formaciones y plataformas civiles.

"Queremos abrirlos en otros territorios para que junto a Podemos haya una candidatura del cambio para que puedan cambiar las cosas este año", explicó el dirigente, que justifica en la "realidad plurinacional" del Estado y en las "actuales circunstancias" esta nueva estrategia. El partido morado sigue descartando, no obstante, un acuerdo estatal con IU, organización a la que invita, no obstante, a participar en estos espacios de unidad.

Así se contempla ya en alguna de estas plataformas. En Cataluña, la marca incluye a Esquerra Unida i Alternativa (EuiA) y en Galicia, a Esquerda Unida (EU). Iglesias se mostró convencido de que "fórmulas similares van a ser posibles en otros territorios". Si bien matizó también que "la solución no será la misma en todas partes". "No va a haber por nuestra parte ningún acuerdo con ninguna organización política a nivel estatal, sino diferentes procesos descentralizados, que algunos quizás sean posibles y otros quizás no", señaló.

En este escenario, una de las cuestiones es si finalmente el candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, acabará tomando parte del proyecto de unidad. Es el deseo insistente de Garzón, quien en varias ocasiones ha reiterado la necesidad de promover una candidatura conjunta, un extremo descartado por Iglesias. El líder de la formación morada no quiere pactar con un partido cuyo proyecto político considera "agotado", pero tampoco cerrar la puerta al diputado, con quien mantiene una buena relación personal. Eso, en cualquier caso, no implicaría alianzas de partido, sino que Garzón pase a formar parte a título individual de una lista.Pacto avanzado en la Comunidad valenciana, en debate en Galicia

A día de hoy, el pacto más avanzado está en la Comunidad valenciana.La vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra, y el dirigente de Podemos mantienen una buena relación personal y política tras el 24-M, cuando Compromís entró en el gobierno de la Generalitat a través del acuerdo con PSPV-PSOE potado en el Parlament por Podemos, y la marca blanca de los de Iglesias en la capital València en Comú, permitió que Joan Ribó (Compromís) accediese a la alcaldía.

Oltra ya afirmó hace unas semanas que "Compromís-Podemos sería una hermosa marca electoral para las generales", unas declaraciones que encierran otro motivo de discrepancia: el orden de la marca. El encargado de Relaciones con la Sociedad Civil de Podemos, Rafael Mayoral, aclaró poco después que cualquier acuerdo habría de respetar "los límites de la consulta celebrada en julio" entre los simpatizantes y que implican que la marca Podemos figure en primer lugar en la papeleta. El acuerdo en esta comunidad dio un paso importante hace unos días, cuando las bases del Bloc-principal socio de Compromís-refrentaron un posible acuerdo. Los dirigentes de la formación nacionalista habían expresado sus reticencias por la posible cesión de poder a Madrid que podría derivarse de esta alianza.

En Galicia, las bases de las 'Mareas', candidaturas de unidad que en las pasadas elecciones municipales arrebataron el poder al PP en plazas estratégicas como A Coruña, Santiago o Ferrol, debaten también la conveniencia de confluir con Iglesias. El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, advertía de que cualquier pacto implica "generosidad" y cesiones.

Mostrar comentarios