Sábado, 17.11.2018 - 08:36 h
Tras la reunión de la formación morada

Iglesias ataca de nuevo y echa en cara a Sánchez los pocos diputados que tiene

Avisa a Sánchez de que "quien piense que puede gobernar solo con el peor resultado electoral de su partido seguramente no estará a la altura".

Pablo Iglesias e Irene Montero, durante la reunión del grupo./ EFE
Pablo Iglesias e Irene Montero, durante la reunión del grupo./ EFE

El 'gobierno en la sombra' de Podemos, presidido por Pablo Iglesias, ha comenzado -coincidiendo con la primera reunión del Consejo de Ministros de Pedro Sánchez- a diseñar su estrategia para la nueva etapa política, en la que confía en que su grupo pueda marcar el paso al PSOE desde el Congreso. Ya esta misma semana Pablo Iglesias señaló que Pedro Sánchez se había olvidado en 24 horas "de los que le han hecho presidente", en relación a los nombramientos para los distintos ministerios.

Estas advertencias se producen en el día que el Ejecutivo socialista ha celebrado su primera reunión como Gobierno de pleno derecho y en el que la portavoz del Gobierno y ministra de Educación anunció que se ha levantado el control financiero del Estado sobre la Generalitat como gesto de normalización tras la constitución de un nuevo Govern y, por tanto, las medidas del 155.

De momento, Podemos repite que va a dar un margen de confianza de unos 'días' al nuevo Gobierno para comprobar qué medidas piensa llevar adelante, pero ese impasse no les ha impedido lanzar ya las primeras críticas y advertencias. Antes de reunirse con su 'consejo de sabios', Iglesias ha avisado a Sánchez de que "quien caiga en la arrogancia de pensar que uno puede gobernar solo con el peor resultado electoral de la historia de su partido seguramente no estará a la altura". Iglesias cree que Sánchez tiene que entender que "los españoles han jubilado el bipartidismo" y que hay cuatro partidos nacionales con muy poca diferencia de votos en el Parlamento, además de las fuerzas vascas y catalanas.

Para el secretario general de Podemos, es un error que Sánchez pretenda gobernar con sus 84 diputados en solitario, y confía en que el PSOE esté a la altura y entienda que tendrá que pactar y acordar con otras fuerzas parlamentarias porque "el Congreso va a ser también una cámara de Gobierno". "Quien ponga por delante sus intereses personales respecto a los intereses del país se estará equivocando", ha alertado Iglesias.

Con esas premisas por delante, el 'gobierno en la sombra' de Podemos ha analizado la coyuntura política abierta tras la llegada a La Moncloa de Pedro Sánchez y el lugar que ahora le toca ocupar a la formación morada. Se declaran satisfechos del papel que han jugado en la moción de censura para echar al PP del Gobierno y como prioridades se fijan "limpiar las instituciones de corruptos", defender el Estado de Bienestar e impulsar el diálogo para resolver los problemas territoriales.

De momento ya han pedido a Sánchez dos medidas concretas: blindar la revalorización de las pensiones conforme al IPC y eliminar el factor de sostenibilidad, así como aprobar los permisos de maternidad y paternidad iguales e intransferibles.

Asimismo, tal y como ha avanzado la diputada de En Marea Yolanda Díaz, insistirán a Sánchez en que "hay números" para aprobar las medidas contra la precariedad y la desigualdad que ha presentado Podemos, como la subida del salario mínimo, la mejora de las prestaciones por desempleo o la propuesta para atajar la brecha salarial.

La portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Lucía Martín, ha puesto el acento en que el nuevo Gobierno no sólo debe hacer políticas feministas, sino también aprender del feminismo para cambiar la manera de hacer política: "compartiendo y no compitiendo, cooperando y no imponiendo, y desde la escucha y el diálogo".

Dentro de la reunión ha habido quien, como el eurodiputado y miembro de la corriente Anticapitalistas, Miguel Urbán, ha pedido a Podemos "ir más allá" y "presionar" más al Gobierno socialista hasta conseguir medidas que logren un "cambio efectivo". Urbán quiere exigir ya una "auditoría de la corrupción", acabar con "la asfixia austeritaria" a los municipios de la llamada 'ley Montoro' y derogar la reforma laboral y la 'ley mordaza'. Incluye en la lista una reforma fiscal para asegurar un reparto real de la riqueza, y abrir un nuevo ciclo político de diálogo en Cataluña que pase por la supresión de las medidas excepcionales.

En la nueva etapa que se abre, Podemos quiere evidenciar también la "debilidad" del Gobierno de Pedro Sánchez, al que Iglesias se muestra dispuesto a apoyar si es para "hacer políticas para la mayoría social". Pero a la espera de que el nuevo Gobierno empiece a rodar, Sánchez no se ha puesto en contacto de momento con el líder de Podemos.

Ahora en Portada 

Comentarios