Jueves, 20.02.2020 - 02:40 h
También afecta a sus ministros

Podemos se beneficia del alza del SMI: sus cargos cobrarán 2.000€ más al año

La subida del salario mínimo permite que los sueldos de los representantes públicos del partido pase de los 2.700 euros a los 2.850.

Sesión de investidura
Podemos se beneficia del alza del SMI: sus cargos cobrarán 1.800€ más al año

La subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) acordada por el Gobierno y los agentes sociales no solo va a beneficiar a los trabajadores, que hasta ahora cobran 900 euros mensuales y que desde su aprobación percibirán a 950. Los cargos orgánicos e instituciones de Podemos también verán crecer su nómina, al ser su salario neto base la suma de tres SMI. Algo que también afectará a quienes tengan altos cargos en el Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, como ya publicó La Información. La subida supondrá que pasen de los 2.700 actuales a los 2.850 cuando el Consejo de Ministros dé el visto bueno a la medida. Es decir, un mínimo de 1.800 euros más al año. El resto, como hasta ahora, tendrán que donarlo al partido y a las organizaciones sociales que consideren.

Esta subida del 5,5% en el SMI se traduce en que la retribución anual de los cargos de Podemos en el partido o las instituciones alcanzará los 39.900€ si se suman las 14 pagas, dejando atrás la cifra actual de 37.800€. Una cantidad que será mucho más alta en los casos de quienes cumplan con los requisitos de tener familiares a cargo. Esta circunstancia personal da la posibilidad de cobrar medio salario mínimo más por cada miembro de la familia del que se tenga que encargar el político de la formación morada. El resto de salvedades que permiten superar ese tope son sufrir discapacidad, estar inmerso en procesos de adopción o divorcio y otras cuestiones de fuerza mayor.

El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y la ministra de Igualdad, Irene Montero, serán dos de los que más se beneficiarán de esta subida. Los tres hijos en común que tienen les permitían añadir a su sueldo la cifra equiparable a salario mínimo y medio. Es decir, ahora les corresponde percibir 4.050 euros mensuales netos, la misma cuantía que cuando eran diputados rasos. Tras el alza acordada con los sindicatos y los empresarios, la nómina de ambos dirigentes ascenderá hasta los 4.275 por mes. Si se multiplica esta cifra neta por las 14 pagas que ingresarán, ambos llegarán a los 59.850 euros anuales. Casi 120.000€ entre los dos. 

Quienes están sujetos a esta medida son los diputados nacionales, europeos o autonómicos, senadores o a los consejeros en gobiernos autonómicos. Los ministros y los secretarios de Estado o jefes de Gabinete que sean miembros del partido también están sujetos a estas obligaciones. Las excepciones se aplican a quienes hayan sido designados con un alto cargo dentro del Ejecutivo pero estén en la dinámica del partido. Esto último también alcanza al ministro de Universidades, Manuel Castells, que a pesar de formar parte de la cuota morada ha llegado al Ejecutivo como independiente

Otra de las dudas es si la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, continuará aplicando el límite salarial ahora que forma parte del Ejecutivo de Pedro Sánchez. La decisión no se ha tomado por el momento, como señalan las fuentes consultadas por este diario. Quien sí cobrará los tres SMI más la mitad de otro por tener un hijo es el ministro de Consumo, Alberto Garzón. El también líder de Izquierda Unida ya se aplicaba a sí mismo esta norma cuando era un parlamentario más. Una directriz que ya existía dentro de la coalición que integra al Partido Comunista desde antes de que se fundara Podemos. Además, en los próximos meses podrá añadir otro medio SMI a su nómina, ya que está a la espera de ser padre por segunda vez. 

Podemos cumple su promesa

El alza de 50 euros del SMI es una de las primeras grandes victorias de Unidas Podemos. La confluencia morada prometió en todo momento que lograr una subida del mismo sería una de sus prioridades de legislatura si llegaban al Gobierno, como así ha sido. Además, ha sido un hito especialmente simbólico dentro de la formación porque la negociación la ha pilotado Yolanda Díaz. Que la ministra de Trabajo sea una de las suyas ha aumentado la alegría interna por el éxito de la negociación que ha culminado con el crecimiento de la referencia salarial. Sobre todo por los recelos con los que se mira a la CEOE desde la cúpula. 

Pero aunque en el partido se vea como una medida muy positiva, el aumento del salario mínimo no gusta a todos. Desde diversos sectores aseguran que esto acabará con la pérdida de puestos de trabajo, con el ejemplo del sector agrícola. Algo en lo que coinciden empresarios de otros ámbitos. Una postura que contrasta con que la organización que les representa haya formado parte del acuerdo. Aunque hay que recordar que la CEOE ha logrado su objetivo de evitar que el crecimiento fuera hasta los 1.000€. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING