Miércoles, 19.09.2018 - 01:55 h
Seguirán pidiendo una reforma electoral

Podemos y Cs afianzan su pinza y exigen saber si Rajoy prorrogará presupuestos

Usarán la sesión de control del Gobierno del miércoles para hacerlo ante la debilidad extrema de un Gobierno sin apoyos parlamentarios.

Rajoy cada vez más solo
Rajoy cada vez más solo.

Es una guerra sin cuartel, una legislatura que roza ya el absurdo , que se ha convertido en un todos contra todos ante lo que es el Gobierno más débil, y desconocido (a tenor de la valoración y conocimiento de la gente del Consejo de Ministros), de la democracia. El Congreso se encuentra paralizado ante la falta de acuerdos, con más leyes bloqueadas que aprobadas, la crisis catalana lo ha absorbido todo y no ha acabado como Rajoy esperaba. Las reformas se antojan quimeras ante el calendario electoral que se aproxima. En este contexto, y además del todos contra el Rajoy más solo, se ha fraguado una inaudita pinza que toma impulso: la de los nuevos partidos, Ciudadanos y Podemos, contra los viejos, y concretamente contra el Gobierno. A la batalla que se emprenderá esta semana en pos de una reforma electoral con pocos visos de triunfar se suma ahora una semana en la que el protagonismo lo tendrán los presupuestos generales del Estado. ¿Habrá prórroga como insinúa el Gobierno, en una amenaza en toda regla al resto? 

Unidos Podemos y Ciudadanos aprovecharán en este contexto la sesión de control parlamentario al Gobierno de este miércoles para exigir que este aclare en el Pleno del Congreso si cuenta con los apoyos necesarios para aprobar los Presupuestos Generales del Estado de 2018 o bien ya aboga por prorrogar por segunda vez los de 2017.

El Gobierno podría gobernar vía decreto ley

Cs y Podemos llevarán este asunto a la Cámara Baja justo una semana después de que el Gobierno asegurara que no existe ningún impedimento legal para prorrogar dos años los Presupuestos y seguir gobernando vía decreto ley, siempre y cuando se cumplan con las previsiones de los cuadros macroeconómicos que se presentan ante Bruselas.

La realidad es que el PNV no moverá ficha hasta que el 155 deje de estar vigente (aunque esté condenado a entenderse con el PP por la pujanza del partido de Rivera, con el que lograría poco), y Cs mantiene la línea roja del caso Pilar Barreiro por lo que la realidad es que los números no salen. Pero el acoso al Gobierno seguirá. No en vano el propio Sánchez centró su discurso del Comité Federal en hablar de la debilidad de un Gobierno sin gasolina, sin proyecto, sin ideas, sin apoyos, y sin... presupuestos. Y el PSOE ya lanza el eslogan del, 'Si Rajoy no puede gobernar, que deje paso'. De momento, el Gobierno no cuenta con el respaldo necesario para sacar adelante su proyecto presupuestario para el presente año.

El primero en 'abrir fuego' con este asunto será el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. "¿Cuenta el Gobierno con apoyos para sacar adelante los Presupuestos Generales este año o tiene previsto prorrogarlos?", reza la pregunta que el líder de la formación morada tiene previsto dirigir a Rajoy.

Rajoy en 2015: "Solo se adelantan elecciones si no hay PGE"

El jefe del Ejecutivo afirmó el 26 de enero de 2015 que "sólo se deben adelantar elecciones cuando no se aprueban Presupuestos". Según Iglesias, la posibilidad de que Rajoy decida ahora prorrogar los Presupuestos por segundo año consecutivo ante falta de apoyos, en lugar de convocar nuevas elecciones generales, supone una situación de "excepcionalidad democrática", entre otras cosas porque priva a la "sede de la soberanía popular" de debatir "un asunto tan importante como las cuentas públicas". Frente a esto, Iglesias defiende que la única solución, llegados a este punto, pasa porque el PSOE acepte negociar con Podemos un Gobierno de coalición y presente una moción de censura para sacar al PP de La Moncloa. Podemos obvia en este caso que Cs dirá no, y que las cuentas no salen. Pero Iglesias cree que la estrategia, que Echenique repite en cada comparecencia televisiva, merma la credibilidad del PSOE y le convierte en exponente del bipartidismo.

El líder de Podemos no será el único que se interese por esta cuestión el miércoles, ya que el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, también pretende que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, abunde sobre las cuentas públicas. En concreto, el dirigente del partido naranja quiere saber "cuáles son las razones por las que el Gobierno está considerando prorrogar 'sine die' los Presupuestos Generales y no traer a la Cámara unas nuevas cuentas para 2018".
Esta misma semana el 'numero dos' de Ciudadanos animó a Montoro a que fuera "valiente" y presentara los Presupuestos de 2018 adelantando que su partido los apoyará si el Gobierno y el PP "cumplen con su palabra".

Esto es, cumplir el acuerdo alcanzado por ambos partidos en septiembre, que incluye rebajas de impuestos para mileuristas; concretar el dinero para la equiparación salarial de policías y guardias civiles con las fuerzas de seguridad autonómicas; y cumplir el compromiso de expulsar a los imputados. Eso implica el abandono del escaño de la senadora murciana Pilar Barreiro, investigada por el Supremo, que ya ha dicho que no dimitirá a no ser que el Gobierno se lo pida. "Comprendemos que debe de ser duro ver el descalabro de las encuestas, gestionar los temas de corrupción, pero España necesita un Gobierno que haga cosas", repite el 'número dos' de la formación naranja como un mantra.

Rajoy intenta parar los ataques y llevar la iniciativa en temas como la prisión permanente revisable, la inmersión lingüística para afianzar su electorado fiel. De hecho emprenderá una serie de viajes por el interior de España para acercarse a la gente. A falta de leyes, campaña. Mientras, acusa a la oposición de no apoyar nada y atacarle a la vez y critica el amateurismo en el resto de los partidos ante un Gobierno que sacó a España de la crisis y que tiene la mayor implantación a nivel nacional. "Somos un partido serio y útil", repite el presidente. De nada le sirve, contesta el resto, si no es capaz de sacar unos presupuestos adelante. El mismo Rajoy dijo en su día que ese sí podría ser un motivo de dimisión o al menos de adelanto electoral. Las espadas siguen en lo alto, con Ciudadanos crecido en las encuestas, el PSOE buscando proyecto y Podemos intentando ser relevante de nuevo. Rajoy sabe esperar y controlar los tiempos, pero la pinza no va a parar.

Ahora en Portada 

Comentarios