Sábado, 18.11.2017 - 02:32 h

La Guardia Civil interviene 99 jamones y 9 lomos no aptos para el consumo

Mérida, 11 jun (EFE).- La Guardia Civil ha intervenido 99 jamones y nueve lomos no aptos para el consumo humano y ha imputado a tres vecinos de Badajoz, Montijo y Puebla de la Calzada de 42, 44 y 63 años respectivamente, quienes lo habían comprado a bajo precio y pretendían venderlos clandestinamente en Sevilla.

La Guardia Civil interviene 99 jamones y 9 lomos no aptos para el consumo

Mérida, 11 jun (EFE).- La Guardia Civil ha intervenido 99 jamones y nueve lomos no aptos para el consumo humano y ha imputado a tres vecinos de Badajoz, Montijo y Puebla de la Calzada de 42, 44 y 63 años respectivamente, quienes lo habían comprado a bajo precio y pretendían venderlos clandestinamente en Sevilla.

Según ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa, los embutidos iban dentro de una furgoneta ocupada por tres personas que fue interceptada en la carretera EX-202 dirección Sevilla dentro del término municipal de Bienvenida (Badajoz).

En la inspección del vehículo, los agentes observaron que iba cargado con 99 jamones y 9 lomos que carecían de albaranes y facturas.

Con el apoyo de la Patrulla del SEPRONA de Fuente de Cantos y veterinarios del SES, intervinieron el género y levantaron acta al considerarlo no apto para el consumo humano, ya que no demostraban documentalmente su trazabilidad, y el transporte carecía de las mínimas condiciones de higiene.

Según la Guardia Civil, los embutidos habían sido adquiridos por un precio de cinco euros la pieza en secaderos de la provincia de Badajoz y pretendían ser vendidos en Sevilla.

Los responsables de la venta, según la Guardia Civil, manifestaron que el bajo precio de venta estaba justificado porque el genero "estaba duro" y que los ahora imputados le manifestaron que su destino era la alimentación para perros.

Estos secaderos han sido ya denunciados administrativamente por la carencia de documentación por la transacción económica del género.

Las diligencias junto con las imputaciones han sido remitidas a los Juzgados de Instrucción de Zafra y la Guardia Civil continúa con las gestiones para el esclarecimiento de los hechos.

Por otra parte, la Guardia Civil ha detenido e imputado a cinco jóvenes, dos de ellos menores de edad, como supuestos autores y encubridores del robo de una caja fuerte que contenía 2.000 euros, la recaudación de la caja registradora y diferentes aparatos de imagen de una empresa de forja en Villafranca de los Barros.

Según ha afirmado la Guardia Civil en un comunicado, uno de los imputados era un trabajador de la empresa al que se le intervino en su domicilio una de las cámaras sustraídas en la empresa.

Además del trabajador, cuatro jóvenes más, dos de ellos menores, estaban implicados en el robo y en su encubrimiento.

Tras la imputación y las declaraciones de los jóvenes, los agentes localizaron en el lecho del Arroyo Bohnabal de Villafranca de los Barros, la caja fuerte sustraída.

Las diligencias junto con las detenciones e imputaciones han sido puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción de Villafranca de los Barros y Fiscalía de Menores.

Ahora en portada

Comentarios