Martes, 11.12.2018 - 16:36 h
Pedirá amparo a la Mesa del Congreso

El PP saca su artillería legal para frenar el 'truco' del PSOE para aprobar sus cuentas

El secretario general del PP ha asegurado que su partido va a utilizar todos los recursos para que "no se ría de los españoles" Pedro Sánchez.

Casado
Pablo Casado en el Congreso. EP

El PP tratará de frenar en el Congreso el cambio que pretende hacer el Gobierno de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y, si no lo consigue de esta manera, está dispuesto a recurrir al Tribunal Constitucional para evitar que se elimine el veto del Senado. El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha asegurado que su partido va a utilizar todos los recursos para que "no se ría de los españoles" el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a quien ya se le ve "cara de Maduro", en referencia al presidente venezolano.

El PP pedirá amparo a la Mesa del Congreso en función del artículo 31.4 para intentar que no se llegue a votar la enmienda al proyecto de Ley del Poder Judicial sobre medidas urgentes del Pacto contra la violencia de género, a través de la que el Gobierno quiere acabar con el veto del Senado a la senda de déficit. Pero si no consigue paralizar esta tramitación, recurrirá al Tribunal Constitucional para evitar este "filibusterismo parlamentario" que, según fuentes de la dirección del PP, es un "escándalo" porque pretende "alterar el contrapeso del sistema parlamentario bicameral" y hacerlo "por la puerta de atrás".

Según el PP, que ha consultado con letrados, se puede recurrir al TC por amparo de los derechos de los parlamentarios o a través de la presentación de un recurso, ya que el alto tribunal puede declarar inconstitucional por motivos formales una ley aprobada por el Parlamento con "grave infracción del procedimiento legislativo". Antes de recurrir al TC, el PP va a intentarlo en el Congreso, primero en la Mesa de la Comisión de Justicia, donde se tramita el proyecto de Ley del Poder Judicial, pero en este órgano no tiene mayoría por lo que el siguiente paso será ir directamente a la Mesa del Congreso.

En función del artículo 31.4 del Reglamento, la Mesa tiene entre sus funciones calificar los escritos y documentos de índole parlamentaria, y por lo tanto "declarar la admisibilidad o inadmisibilidad de los mismos", que es lo que el PP pretende que haga con la enmienda planteada por el PSOE. Para que este recurso de amparo prospere en la Mesa del Congreso, el PP necesita los votos de otros partidos, por lo que la portavoz parlamentaria, Dolors Montserrat, va a hablar con Ciudadanos, que ya ha apoyado a los 'populares' para impedir en este órgano la tramitación urgente de la reforma de la Ley de Estabilidad que pretendía el Gobierno.

Según ha explicado García Egea también habrá contactos con los propios socios del Gobierno, con lo que partidos como el PDeCAT y ERC tendrán que explicar si están de acuerdo en que se utilice el Pacto contra la Violencia de Género para "seguir atornillando al señor Sánchez a La Moncloa" y le siguen apoyando en su estrategia "suicida". La "argucia legal" del Gobierno para evitar, a través de una enmienda a la ley sobre medidas urgentes del Pacto contra la Violencia de Género, el veto del Senado es "una salvajada antijurídica y anticonstitucional", han afirmado fuentes del partido.

Y aseguran que existen hasta seis sentencias del TC que dicen que no se puede añadir en una ley una enmienda que modifique otra normativa si es orgánica y menos cuando conculca la representación parlamentaria. "Esto es para nosotros una línea roja, es bolivariano", han manifestado las mismas fuentes, que advierten de que de esta manera una Cámara, el Senado, perderá sus competencias establecidas y crea un grave precedente al afectar a una normativa tan importante como una ley presupuestaria.

Ahora en Portada 

Comentarios