Sábado, 23.03.2019 - 16:55 h
Convención Nacional del PP

El nuevo PP recupera a Rajoy como el autor del "segundo milagro económico"

El expresidente regresa a un acto de partido para ser alabado por haber creado tres millones de empleos y reducir la lista de parados en 2,5 millones.

Mariano Rajoy en la convención del PP
El nuevo PP presume de Rajoy como el autor del "segundo milagro económico" / EFE

"Con ustedes el responsable del segundo milagro económico en España". Así ha sido presentado Mariano Rajoy, el presidente del Gobierno que salió de La Moncloa de forma abrupta el pasado mes de junio tras la exitosa moción de censura de Pedro Sánchez. El gallego, ahora con un día a día más tranquilo en el Registro Mercantil, ha reaparecido en un acto de partido, del nuevo PP de Pablo Casado. Génova ha querido presumir del exjefe del Ejecutivo como el hombre que redujo el paro en 2,5 millones de personas y que creó 3 millones de empleos. Los populares buscan así presentarse como el partido que ha dejado una mejor herencia en materia de empleo.

Si Aznar fue el autor del primer milagro económico, Rajoy es ahora el del segundo prodigio laboral. Génova, eso sí, ha tenido que hacer equilibrios para no destacar la labor de un expresidente más que la del otro. Rajoy y Aznar, que en los últimos años han mantenido profundas discrepancias, han elegido días diferentes para acudir a la convención de este fin de semana y no se cruzarán. De la herencia económica del aznarismo (un proyecto en el que Rodrigo Rato fue capitán general, aunque en la convención nadie le ha citado) el nuevo PP destaca que redujo el paro en 1,5 millones de personas y consiguió crear hasta 5 millones de puestos de trabajo.

Rajoy ha hablado de su "segundo milagro económico". "En 2011 España vivía la mayor crisis de su historia, habían desaparecido 3,8 millones de puestos de trabajo. Y tomamos las decisiones difíciles que había que tomar, algunas no entendidas por nuestros socios europeos", ha afirmado recordado que "ha habido momentos en que lo he pasado francamente mal". "Hicimos reformas, se redujo el déficit público y se recuperó la creación de empleo", ha añadido rememorando el argumentario que repitió durante su etapa en La Moncloa una y otra vez. Rajoy también ha citado cómo durante las dos legislaturas de Aznar (no le ha citado, por cierto) se llegaron a registrar 20 millones de trabajadores y se entró con éxito en el euro.

Alberto Núñez Feijóo ha sido otro dirigente que en el plenario de la convención popular ha querido presumir de los éxitos del PP en materia económica. El único barón con mayoría absoluta ha lanzado piropos tanto a Aznar como a Rajoy. Al primero recordando que consiguió sacar al país de "la recesión de los 90, entrar en el euro, recuperar el crédito y la confianza y convertir a España en una de las naciones más potentes de España". Sobre su paisano ha afirmado que sacó al país de la mayor crisis económica. "Gracias Rajoy", le ha alabado.

Rajoy se ha mostrado con un semblante bastante serio en su reaparición, aunque ha reconocido que se encuentra "estupendamente". Hace siete meses que abandonó la política y este viernes ha recibido la mayor ovación de sus compañeros de partido. "Presidente, presidente", le gritaban los afiliados. Pero el gallego, que estuvo por la mañana en Sevilla en la investidura de Juanma Moreno, ha tenido que escuchar que el nuevo PP quiere "regenerar" el partido y aportar nuevas ideas, dejando a un lado algunas de las que les llevaron a su histórica mayoría absoluta de 2011.

Los consejos de Rajoy

Rajoy ha querido dejar en esta convención algunos consejos, explicando cuáles son, bajo su punto de vista, los retos a los que se enfrenta España. En el terreno económico el expresidente ha hablado del gasto público: "Hace diez años el gasto en pensiones y sanidad era del 21% y hoy es del 31%. Acabará siendo del 41%". ¿Qué tenemos que hacer? Sus recetas pasan por aplicar "buenas políticas" y, especialmente, "no incrementar el déficit público", algo que, bajo su punto de vista, es la clave para una buena salud económica del sistema.

El inquilino de La Moncloa hasta junio ha echado mano de dos estadísticas que le preocupan. En primer lugar, el reto demográfico: "Hace diez años la tasa de fecundidad era de 2,65 hijos por mujer y hoy es de 1,3". Y, en segundo lugar, ha citado la inmigración: "Hace cuarenta años había en España 159.000 extranjeros y hoy son más de 4,5 millones, que sepamos". Ha reivindicado un "proceso ordenado" y ha alertado sobre los riesgos de que el actual Gobierno no preste la atención que merece a este fenómeno. 

Detalles de la primera convención de Casado

La primera convención de Pablo Casado ha dejado claro que el PP que existía hasta hace unos meses ya es historia. Se vio a Soraya Sáenz de Santamaría, que peleó contra él en las primarias, en un segundo plano, sentada detrás de los barones. Y los suyos, los llamados 'sorayos', han pasado desapercibidos. Solo Alfonso Alonso, presidente del PP vasco, se encontraba cerca de los que ahora mandan. El resto, como José Luis Ayllón, que fue jefe de gabinete del presidente en su última etapa, se han mantenido apartados o, directamente, no han hecho acto de presencia. Ni rastro tampoco de Jorge Moragas, que tantos actos de partido organizó, ni de Cristina Cifuentes, entre otros exdirigentes.

Rajoy durante la convención del PP
Rajoy durante la convención del PP / EFE

El PP ha realizado un potente gasto en este acto que servirá para apretar filas en torno a Casado. Alquiler del principal pabellón de Ifema, música en directo, tres mil asistentes, sonido, iluminación y una organización de altura para una convención en la que se ha estrenado el nuevo himno del partido, una versión creada por Manuel Pacho, a quien también se le ha visto por la convención.  

 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios