Jueves, 20.06.2019 - 11:38 h
Declararán Cospedal y Bárcenas como testigos

El PP gana y logra que no se retransmita el juicio de los discos duros de Bárcenas

El magistrado zanja la polémica y rechaza que se siga el modelo del 'procés' para evitar una "exposición pública desproporcionada" de los acusados.

Luis Bárcenas, a su llegada a una de sus comparecencias en la Audiencia Nacional
Luis Bárcenas declarará como testigo en este procedimiento. / EFE. 

El Partido Popular ha conseguido evitar que el juicio por el borrado de los discos duros del ordenador de Luis Bárcenas y por el que se sienta en el banquillo de los acusados se retransmita en directo. El magistrado Eduardo Muñoz atiende de esta forma su petición y rechaza autorizar la cobertura íntegra del juicio oral mediante señal institucional en aras, según explica, de evitar una "exposición pública desproporcionada" de los acusados.

El juez zanja de esta forma la polémica desatada la pasada semana cuando desde el Gabinete de Comunicación del Tribunal Superior de Justicia de Madrid se pidió que hubiera señal institucional de la vista a tenor del interés mediático que despierta la misma. El Partido Popular y el Ministerio Fiscal -que no ejerce acusación- se opusieron a que las cámaras captaran los pormenores del juicio que empieza este viernes y se prolongará los días 20, 21, 27 y 28 de este mes. Del mismo modo se pronunciaron la extesorera del PP Carmen Navarro, el informático José Manuel Moreno y el abogado Alberto Durán, quienes también se sentarán en el banquillo de los acusados.

Ahora, el titular del Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid les da razón alegando que, aunque es "lógico y notorio" el interés que despierta este juicio por el destrozo de los discos duros de Bárcenas durante su etapa como tesorero de la formación, retransmitirlo no es compatible con una debida protección a los testigos puesto que estos pueden "presenciar y conocer" la declaración de los acusados y de otros testigos que hablen en un turno previo. Cabe recordar que entre la lista de testificales acordadas por el juez destacan la exsecretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y el propio Luis Bárcenas. 

Según explica el magistrado, los acusados por delito de encubrimiento y daños informáticos "no son personajes públicos ni de notoriedad pública" así que la retransmisión del juicio les puede suponer una "exposición pública desproporcionadas" en relación con la naturaleza de los delitos que se le imputan. Con todo, la expectación que rodea esta causa se remonta casi a los orígenes de la misma puesto que ha estado marcada por la ausencia de acusación por parte del Ministerio Público que pidió la aplicación de la doctrina Botín al considerar que ni los acusados ni el PP como persona jurídica cometieron delito en este asunto, así como por la instrucción de la causa por parte de la magistrada Rosa María Freire. 

Anotaciones de pagos en 'b'

La causa que ahora se juzga se archivó y reabrió de nuevo por orden de la Audiencia Provincial de Madrid hasta que, a finales de 2017, la instructora abrió juicio oral contra los acusados por su participación directa en la destrucción de los discos duros de Bárcenas, que se llegaron a formatear hasta 35 veces. La juez entiende que el abogado Alberto Durán, responsable de los servicios jurídicos del PP en el momento de los hechos, ordenó este cometido para que no quedase ni rastro de cualquier material o dato relacionado con la caja 'B' de la formación.

A Carmen Navarro, por su parte, se le acusa de que "conocía sobradamente" que no se podía permitir esa acción y aún así dejó que Moreno procediera a su destrucción para que no quedara rastro, mientras que al PP se le juzgará por no haber impedido estos hechos. Según expuso Bárcenas, los ordenadores que acabaron en la basura contenían información relativa a la financiación opaca del PP así como documentación personal relativa a sus viajes y correos sobre Libertad Digital y donantes de la formación.  

La juez explica en lo que respecta al delito de encubrimiento que éste viene determinado por el conocimiento que tenían los acusados de la existencia de la investigación que lleva a cabo el magistrado de la Audiencia Nacional José de la Mata sobre una presunta financiación irregular en la formación popular en el marco de la causa bautizada como 'los papeles de Bárcenas'. Por ese motivo y en aras de que la documentación que Bárcenas guardaba en sus dispositivos no llegara a este juzgado aplicaron "técnicas drásticas" que imposibilitaron 'de facto' conocer lo que guardaba en su interior. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios