Presidente catalán convoca elecciones en medio de desafío independentista

  • El presidente regional catalán, Artur Mas, firmó este lunes el decreto de convocatoria de elecciones anticipadas el próximo 27 de septiembre, que pretende se conviertan en un plebiscito para iniciar un proceso independentista, mientras Madrid insiste en que son simples comicios autonómicos.

La convocatoria, firmada en un breve acto en la sede del gobierno regional catalán en Barcelona, no hace ninguna referencia al carácter plebiscitario que las fuerzas independentistas quieren dar a estas elecciones para evitar posibles acciones judiciales por parte del gobierno central, que se opone firmemente al proceso soberanista catalán.

"Son unas elecciones similares a otras anteriores en la forma, aunque en el fondo todos sabemos que serán muy diferentes", afirmó Mas en una breve declaración institucional retransmitida por televisión tras firmar el decreto, en referencia a ese carácter plebiscitario.

El presidente regional catalán justificó estas elecciones adelantadas por el hecho de que no se les haya permitido llevar a cabo una consulta "legal y acordada" sobre el derecho a decidir, en referencia al reférendum simbólico del pasado 9 de noviembre, que se celebró a pesar de una prohibición judicial y por el que la fiscalía ha denunciado a Mas.

"La negativa total del gobierno español, sobre todo a hablar, ha precipitado esta decisión anunciada hace tiempo", añadió el presidente catalán.

"Podemos hacer del 27 de septiembre una fecha señalada en nuestra historia", insistió Mas, que el jueves pasado ya había advertido que las elecciones "políticamente son un plebiscito por la libertad y la soberanía de Cataluña".

"En estas elecciones, lo que los ciudadanos votan, es a sus representantes, y ellos al presidente de la Generalitat (gobierno regional), no otras cuestiones", reiteró, en cambio, este lunes la vicepresidenta del gobierno central, Soraya Saénz de Santamaría.

Mas ha esperado hasta el último día posible para convocar unas elecciones, cuya campaña oficial comenzará el 11 de septiembre, coincidiendo con la 'Diada', el día de Cataluña, que los últimos tres años ha sido aprovechado por los independentistas para hacer demostraciones de fuerza, que esperan repetir este año con una nueva gran manifestación en Barcelona.

Mas y su partido, Convergència Democràtica (CDC, conservador) se aliaron con la segunda fuerza de la región, Esquerra Republicana (ERC, izquierda) y las influyentes asociaciones que organizaron las masivas manifestaciones nacionalistas de los últimos años para formar la lista "Juntos por el sí" de cara a los comicios del 27 de septiembre.

Otro partido independentista, la anticapitalista CUP, irá por separado, pero podría ser clave para alcanzar una hipotética mayoría absoluta.

Aunque los últimos sondeos indican que una mayoría de catalanes se oponen a la independencia de su región, Mas y sus aliados consideran que una mayoría de los 135 escaños del parlamento regional sería suficiente para iniciar el proceso independentistas.

gr/eg

Mostrar comentarios