Martes, 23.04.2019 - 16:54 h
Piropos y pocas críticas a los PGE

De Fainé a Reynés... La élite empresarial evita ante Calviño la subida de impuestos 

Ambiente de pesimismo ante la situación de la economía y el cambio que viene durante el Congreso de la Confederación Española de Directivos (CEDE).

Isidro Fainé junto a la ministra Calviño este jueves en Palma
Isidro Fainé junto a la ministra Calviño este jueves en Palma / CEDE

El plan presupuestario del Gobierno de Pedro Sánchez, a examen, aunque pasando de puntillas por la subida fiscal. En esta ocasión no ha sido la Comisión Europea quien ha evaluado las cifras generales de las que serán las cuentas públicas de 2019, sino una importante representación de los directivos y empresarios más importantes del país. De Isidro Fainé (Fundación La Caixa) a Francisco Reynes (Naturgy), pasando por Luca de Meo (Seat) o José María Álvarez-Pallete (Telefónica). Algunos de los primeros espadas de las finanzas se mojaron y dieron su opinión sobre la situación política y económica.

Las notas al boceto de Presupuestos se pusieron durante el Congreso anual de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE), celebrado este jueves en Palma (Mallorca) y que ha contado con la presencia del Rey Felipe VI, que clausuró la jornada con un discurso centrado en las fortalezas y retos del sector empresarial. "Que la actividad empresarial y vuestra labor directiva contribuyan cada vez más a crear empleo y recursos para una mayor equidad y calidad social", destacó el monarca.

Los elogios al plan presupuestario del Gobierno los ha puesto el propio Fainé, que ha hablado con gran generosidad de las políticas económicas del Ejecutivo de Sánchez. Para el presidente de CEDE las cuentas que está elaborando el equipo económico socialista son un completo "plan de reformas para fortalecer nuestras estructuras y una propuesta a largo plazo". Considera que son un proyecto de Presupuestos que "debemos recibir con interés y optimismo". Todo ello delante de la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, que se ha mostrado realmente sorprendida por estas palabras de Fainé: "Estoy un poco desbordada por esta cariñosísima presentación", reconoció. Es el primer grande del Ibex que dedica estas palabras a la política económica de Sánchez.

De Meo echa en falta I+D

Del Congreso de CEDE también salen algunas críticas hacia el Gobierno, como la del presidente de Seat, Luca de Meo, cuya empresa va a sufrir la subida del impuesto del diésel. La nota del principal ejecutivo de la firma de automoción a los Presupuestos es un suspenso. Para el ejecutivo de origen italiano en las cuentas públicas falta inversión industrial para potenciar un sector que necesita, bajo su punto de vista, un impulso de los poderes públicos. "Ha llegado el momento de colocar a España un peldaño por encima en la cadena de valor", destacó De Meo.

"La clave para afrontar con éxito la transformación digital es la innovación", pero, según el presidente de Seat, "aquí [en España] tenemos un problema porque la inversión en I+D es muy baja". "Por sexto año consecutivo se ha situado por debajo del PIB", ha añadido. "Personalmente, me da la sensación de no estar haciendo lo suficiente, necesitamos más recursos para implementar todas las ideas que tenemos", ha destacado.

El propio Fainé también ha lanzado en el momento de la clausura del congreso algún aviso al Gobierno. El banquero catalán ha hablado del reto de la transición demográfica y del reto de evitar la desigualdad en la redistribución de la renta, lo que puede generar "precariedad y pobreza". También ha alertado de la posibilidad de que los tipos de interés suban en Estados Unidos de forma rápida, lo que sería un "terreno propicio para la inestabilidad financiera" en España. Fainé se ha referido al peligro de lo que ha llamada los "movimiento tectónicos".

Precisamente, el ambiente entre los directivos presentes era, en general, de pesimismo ante el escenario mundial que podría complicarse a medio plazo. En este sentido el exministro Josep Piqué ha hablado de la "encrucijada" en la que se encuentra inmersa Europa y España y Reynés, presidente de Naturgy, se ha referido a los "cambios" que "van a impactar en nuestras vidas" de manera notable, destacando que el directivo y el ejecutivo debe estar preparado para abordar esta revolución en sus empresas.

Nadia Calviño junto a Isidro Fainé y Francina Armengol
Nadia Calviño junto a Isidro Fainé y Francina Armengol / CEDE

Lo que sí ha llamado la atención en el congreso más importante del panorama directivo nacional es la ausencia de comentarios hacia la subida impositiva que el Gobierno Sánchez ha puesto en marcha y que tendrá sus consecuencias directas en las cuentas de resultados de estas compañías. Tampoco ha habido referencias a Cataluña y el desafío independentista, un riesgo que, un año después del órdago secesionista, se da por amortizado entre los empresarios.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios