Lunes, 10.12.2018 - 10:47 h
Sánchez ya no descarta adelantar los comicios

Máxima presión de Moncloa a los líderes catalanes: "Presupuestos o elecciones"

Varios ministros mantienen contactos con dirigentes independentistas para pedirles que no mezclen el 'procés' con las cuentas públicas del Estado. 

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez durante el evento económico de este martes / EFE

Moncloa empieza a mover ficha ante la cerrazón de los líderes independentistas. El presidente del Gobierno ha dejado claro este martes que si no consigue aprobar los Presupuestos de 2019 "mi vocación de llegar hasta el final de la legislatura se ve acortada". Fuentes del Ejecutivo explican que Sánchez ha sido tan claro para intentar hacer ver a los dirigentes catalanes, tanto de la Generalitat como a los diputados en Madrid, que "ellos verán". "O hay Presupuestos o habrá elecciones", es el mensaje que quiere transmitir el sanchismo.

Las mismas fuentes gubernamentales añaden que Moncloa y varios ministerios siguen implicados en intentar que los independentistas salgan de su 'no es no' a las cuentas públicas si no hay solución para los líderes de la Generalitat en prisión. La 'operación cortejo' lleva varias semanas en marcha e implica tanto a ministros como a diputados del grupo parlamentario socialista. Están contactando con los dirigentes catalanes para, en privado, transmitirle la necesidad de aprobar unos PGE que también traerán mejoras para los catalanes.

"Les pedimos que no mezclen churras con merinas y que separen los Presupuestos del procés", indican desde la sala de máquinas de Moncloa. Recuerdan también que la casi veintena de reales decretos que ha conseguido sacar adelante el Gobierno de Pedro Sánchez desde que ganó la moción de censura se aprobaron siguiendo el mismo esquema: ERC y PDeCAT se negaban en un principio a facilitar la aprobación y, a última hora, han acabado cediendo. En el Gobierno esperan que ese reblandecimiento se produzca también en los próximos meses con las cuentas públicas.

El mensaje de Sánchez es, en definitiva, un 'recado' a los independentistas. "Que ellos lo valoren", apuntan. En Moncloa también aseguran que "aún tienen tiempo" para conseguir sacar adelante los Presupuestos y recuerdan que el Gobierno del PP consiguió sacarlos adelante en 2017 de forma 'in extremis'. El entonces ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, los presentó en el Congreso en el mes de abril, bien entrado el año.

A pesar de las dudas de unos y otros, la posibilidad de celebrar un 'superdomingo' el 26 de mayo se encuentra sobre la mesa. Las encuestas favorecen a Pedro Sánchez y eso en algunos ámbitos del PSOE se valora especialmente. En el partido hay quien destaca también que los rivales se encuentran "descolocados" desde la moción de censura: empezando por el PP y acabando por Unidos Podemos, que pelea con los socialistas por el mismo espectro electoral.

En Moncloa también han tenido en cuenta las consecuencias que tendría apretar el botón rojo y adelantar las generales. Fuentes de Presidencia vaticinan que el próximo Gobierno no será en solitario, sino de coalición. Por eso miran a Andalucía con interés de cara a los pactos que pueda formar Susana Díaz para volver a gobernar a partir del 2 de diciembre. La única solución viable para volver a repetir en San Telmo es pactar con la marca de Unidos Podemos, algo que, por cierto, una parte de los barones socialistas no permitió a Sánchez tras el 26 de junio de 2016.

Y, por último, en Moncloa valoran que la posibilidad de convocar un 'superdomingo' restaría poder a los independentistas. "Anulas su mensaje en clave territorial si haces coincidir las municipales con las generales", explican fuentes cercanas a Presidencia. La maquinaria está en marcha. A todo ello hay que añadir que el Gobierno está preparando un gesto hacia la Generalitat en forma de reforma del Estatut. Lo desvelará el propio Sánchez en el pleno monográfico sobre Cataluña del 12-D.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios