PSOE critica en el Senado el "escrache" de alcaldes del PP a Susana Díaz

  • La senadora socialista María de los Ángeles Marra Domínguez ha criticado hoy en la Cámara Alta el "escrache" protagonizado por alcaldes del PP durante la visita a Málaga de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, el pasado sábado.

Madrid, 29 oct.- La senadora socialista María de los Ángeles Marra Domínguez ha criticado hoy en la Cámara Alta el "escrache" protagonizado por alcaldes del PP durante la visita a Málaga de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, el pasado sábado.

Marra Domínguez ha dicho en la Comisión de Justicia del Senado que no se entiende muy bien que por parte de dirigentes del PP se hagan declaraciones institucionales comparando los "escraches" con el nazismo o con actos de ETA cuando después son alcaldes del PP los que los hacen, en este caso, a la presidenta de Andalucía.

La senadora socialista ha preguntado al secretario de Estado de Justicia, Fernando Román, por la opinión del Gobierno sobre las declaraciones del presidente del Tribunal Supremo, Gonzalo Moliner, en relación a legitimar los "escraches" ante los domicilios, en tanto no sean violentos.

"El Gobierno respeta todas las opiniones y considera que el ejercicio del derecho de manifestación tiene límites y que no puede desempeñarse con el concurso de intimidación o acoso a las personas", ha resaltado Román.

La senadora socialista ha coincidido "plenamente" en señalar que el "escrache" es una variante de la libertad de expresión y del derecho de reunión y manifestación, que gozan de cobertura constitucional y están en conexión con la democracia y el pluralismo.

Marra Domínguez se ha referido a los ciudadanos que se ven obligados como última alternativa a realizar un escrache como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.

Ha rechazado la "ilegitimidad" de algunas declaraciones que se han realizado por parte de cargos institucionales y de dirigentes del PP al comparar los escraches realizados por familias de hipotecados con el nazismo o con ETA.

Para la senadora socialista, estas declaraciones "van más allá de opiniones subjetivas cubiertas por la libertad de expresión" y pueden ser consideradas "injurias y calumnias" a estas personas que defienden el derecho básico de manifestación en unas condiciones de extrema vulnerabilidad de sus derechos.

Mostrar comentarios