Martes, 21.05.2019 - 13:30 h
A 48 horas del 28 de abril

PSOE, PP, Cs, Podemos y Vox echan el resto para atraer hasta al último indeciso

De los casi 5 millones de indecisos de principios de semana, apenas un millón ya sabe a quién votará tras los debates. Son el blanco de los partidos.

Mesa electoral con papeletas en las elecciones generales de 2011. (Efe )
PSOE, PP, Cs, Podemos y Vox echan el resto para atraer hasta al último indeciso. / EFE

Los cinco principales partidos que entrarán en el Congreso encaran su 'traca final'. Son horas decisivas, claves para convencer a los indecisos, ese votante huérfano que en este momento, cuando solo quedan dos días para el 28-A, aún no ha decidido a quién apoyará el domingo. Eran en torno a cinco millones de españoles, a principios de semana. Su papeleta es clave para decidir el color del futuro Gobierno. Por eso los últimos impactos que tengan de los candidatos serán definitivos para invitarles a depositar una papeleta u otra.

De estos aproximadamente cinco millones de indecisos, apenas un millón decidió su voto tras los dos debates televisivos, según datos de Metroscopia a los que ha tenido acceso La Información. Su investigador principal, José Pablo Ferrándiz, explica que la incertidumbre en este momento de la campaña es total. Todo está en el aire cuando solo quedan 48 horas para que se abran los colegios electorales. Y es que hasta dos millones de españoles va a decidir qué papeleta cogerá y depositará en la urna el mismo domingo, 28 de abril. Para más inri, los debates de RTVE y Atresmedia pueden haber sumado nuevos indecisos a esa amplia bolsa.

Los españoles, como demuestran estos datos, tenemos serias indecisiones a la hora de votar y eso abre un futuro realmente incierto ante lo que pueda pasar el mismo lunes 26. Las mayores dudas se encuentran entre electores que dudan entre votar a PSOE o Unidas Podemos; entre los que no tienen claro si votar a PP o Ciudadanos; y entre aquellos que dudan entre si hacerlo por el PSOE o por Cs. El voto es volátil y en periodos de cambio, como será este 28-A por la irrupción de Vox, lo es aún más.

En busca de ese indeciso se ha marchado Pedro Sánchez. El PSOE ha desplegado toda su artillería este jueves y viernes. Ayer el candidato estuvo en tres mítines: Jaén, Granada y, el más importante, en Barcelona. También en una entrevista en 'Los Desayunos' de TVE. Y este viernes tiene previsto los dos últimos actos en Madrid y Valencia, donde Ximo Puig también se juega la Generalitat. Aunque en el Comité Electoral hablan en privado de una victoria tras los dos debates televisivos, datos de analistas y encuestas externas indican lo contrario: Sánchez no lo hizo bien en RTVE y en Atresmedia y eso está provocando expectativas a la baja preocupantes.

En el PP también se preparan para el 'día D'. Casado se ha volcado en estas horas críticas con actos en Barcelona, junto a Cayetana Álvarez de Toledo; Murcia, junto a Teodoro García Egea; Valencia y, el gran cierre, en Madrid. Han alquilado el WiZink Center, lo que dará una idea de la capacidad de convocatoria. El líder de los populares se la juega en unos comicios marcados para ellos por el 'portazo' inesperado de Ángel Garrido. En Génova creen que la fuerte implantación territorial del PP y el voto oculto en las encuestas les harán tener un mejor resultado de lo esperado. Confían ser segundos y repetir la maniobra de Juanma Moreno en Andalucía, que a pesar de no ganar las elecciones ha podido gobernar.

Cs, por su parte, también ha elegido Valencia para cerrar la campaña. Allí pasará el día Albert Rivera, junto a Toni Cantó: por la mañana en una Carrera Ciudadana y por la tarde en el Jardín del Turia. Unidas Podemos, por su parte, con una campaña de un perfil más modesto, estrenará un nuevo espacio para su último mitin: el Parque Lineal del Manzanares. Vox, por último, cerrará en la Plaza de Colón.

Una campaña atípica por la Semana Santa

La de este 28 de abril ha sido de las campañas más atípicas de la historia. La Semana Santa ha trastocado todos los planes, incluso los de Correos que se ha visto obligado a ampliar el plazo del voto anticipado. En el Comité Electoral del PSOE, por ejemplo, intentaron 'regatear' a los días de Pasión con una campaña dirigida, en primer lugar, a los indecisos. Sánchez se pateó la España profunda hasta el mismo miércoles santo. Luego, tras la polémica con los debates y los dos días reservados para las contiendas, han dedicado los últimos días a las grandes plazas, donde se juega un mayor número de escaños. A Borrell lo tienen reservado para intentar 'reblandecer' a Cs, dependiendo de lo que pase el domingo.

Un detalle que no está pasando por alto a los cinco líderes en estas últimas horas de campaña son los pactos. Los vetos cruzados están claros. Por eso Sánchez se ha empeñado en denunciar el 'cordón sanitario' de Cs y comparar a Rivera con Abascal. Por eso también el líder de Vox ha hablado de la "derechita cobarde" o Rivera se empeña en denunciar el pacto del PSOE con los independentistas. El domingo, en definitiva, hay mucho en juego y un buen número de españoles todavía no tiene claro qué hacer.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios