Martes, 11.12.2018 - 04:09 h
Integrantes barco Aquarius

Puig y la vicepresidenta Calvo reiteran que han hecho "lo que hay que hacer"

El presidente valenciano y la vicepresidenta Carmen Calvo, han afirmado que España ha demostrado lo que debe ser Europa en materia de inmigración.

Carmen Calvo y Ximo Puig en Valencia. / EFE
Carmen Calvo y Ximo Puig en Valencia. / EFE

Ximo Puig, presidente de la Comunidad Valenciana, y la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, comparecieron para dar detalles de como será el plan previsto para atender a los inmigrantes que llegarán en los próximos días a Valencia. Ambos dirigentes se mostraron orgullosos de la respuesta del nuevo Ejecutivo a esta situación. "Hemos dado un gran ejemplo de lo que es la Comunidad Valenciana. Una Comunidad abierta, plural. Somos el emblema de lo que debe ser la política europea de inmigración", dijo Puig en primer lugar.

"Desde el minuto 1, la predisposición de Valencia era total a ayudar en esta crisis humanitaria. El presidente Sánchez nos dio órdenes de trabajar de forma inmediata. Es una crisis humanitaria. Es nuestra obligación responder a esta crisis", comenzó diciendo la vicepresidenta del Gobierno. "Eran personas que no podían llegar a ningún puerto seguro. Una situación de completa incertidumbre. La coordinación fue extraordinaria desde el minuto 1. Se movilizaron todos los ministerios implicados en la materia, Trabajo, Interior... Somos un país acostumbrado a responder con solvencia a estas situaciones. Somos una democracia garantista de los derechos humanos, de refugio y de ayuda. Respondemos a ese tono vital, solidario de todos los españoles", añadió Calvo.

La flota de tres barcos que transporta a los más de 600 pasajeros del Aquarius llegará de manera escalonada, previsiblemente el domingo, al puerto de Valencia para que dé tiempo a una recpeción "respetuosa y acogedora" y una atención física, psicológica y jurídica adecuada. Además, se atenderán las necesidades de cada uno de los pasajeros de manera individualizada atendiendo a sus circunstancias personales.

Así lo han señalado  la vicepresidenta y el presidente de la Generalitat Valenciana tras mantener una reunión para coordinar la llegada del buque Aquarius al puerto de la capital valenciana, en la que también ha participado la vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra.

Según han explicado, los barcos llegarán "seguramente a la zona de cruceros" del recinto portuario, aunque esta es una decisión que corresponde a los técnicos, no a políticos, y lo harán con dos o tres horas de decalaje entre cada uno de las embarcaciones.

Calvo ha señalado que la recepción de estas personas tiene que ser "respetuosa, eficiente, tranquila y plenamente solidaria", que el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, "estará en suelo valenciano atento" y seguirá de cerca la operación, pero ha señalado que se debe producir sin políticos y Puig ha agregado: "La sobriedad es la respuesta, lo importante son las personas".

"Somos un país que estamos comprometidos con los derechos humanos y habrá una atención detallada de cada uno. Nos importan especialmente los menores, así como algunas mujeres que hayan podido ser objeto de explotación sexual o trata de blancas", aseguró la ministra.

Respecto a dar la condición de asilo a a quienes lo soliciten, Calvo reiteró las palabras del ministro del Interior, Grande-Marlaska. "Atenderemos también a aquellas personas que soliciten asilo. Tendremos que ver una a una cada situación. Son muchas las Comunidades Autónomas que se han ofrecido a ayudar. Esta ayuda vendrán muy bien para poder dar salida a estas personas tras pisar suelo valenciano. Los núcleos familiares irán, por supuesto, juntos", aseguró la vicepresidenta.

Ambos mandatarios aseguraron que esta situación es "una cuestión que concierne a Europa. Trabajamos de forma coordinada. Actuaremos según los protocolos establecidos, a las condiciones por las que el asilo se otorga. Unos irán a los centros de extranjeros y otros a centros de ayuda humanitaria. Tenemos la intención de cumplir con los compromisos que como estado europeo tenemos", recalcó la vicepresidenta. "Están previstos los emplazamientos. Pero no podemos decir donde irán. Tenemos que preservar su intimidad también".

Ahora en Portada 

Comentarios