Jueves, 20.02.2020 - 02:44 h
Durante la etapa clave del 'procés'

Dos coches, dos motos, yate... El abogado de Puigdemont gana casi un millón al año

Jaume Alonso-Cuevillas, de JxCAT, es uno de los diputados que acumula más patrimonio del Congreso. En 2018 pagó 218.000 euros en concepto de IRPF.

Dos coches, dos motos, yate... El abogado de Puigdemont ganó un millón en un año
Dos coches, dos motos, yate... El abogado de Puigdemont ganó un millón en un año / EFE

El abogado de Carles Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas, admite haber disparado sus ingresos durante 2018, un año clave desde el punto de vista judicial para el expresidente de la Generalitat de Cataluña y para el 'procés'. El letrado, que es diputado de JxCAT, desvela que durante ese ejercicio ganó casi un millón de euros. Así consta en la declaración de bienes y rentas del Congreso que acaba de actualizar a petición propia. Con estos niveles de renta se convierte en uno de los representantes públicos con un mayor patrimonio del hemiciclo. Destacan, además, entre sus posesiones varios vehículos y un yate amarrado en la Costa Brava gerundense.

Cuevillas reconoce ante los servicios de la cámara baja haber ganado en 2018 un total de 865.405,70 euros. El letrado barcelonés, que fue cabeza de lista por Girona de la formación liderada por Puigdemont, detalla en su declaración que percibió 788.214,99 euros en concepto de "rendimientos profesionales" de su despacho ubicado en Barcelona. A esa cifra hay que sumar 50.335,29 euros por "percepciones salariales e impartición de cursos" y 19.116,18 euros por "alquileres". En "dividendos" ingresó también 7.624,75 euros y 114 en concepto de "intereses de cuenta".

Las cifras elevan notablemente lo declarado por Cuevillas cuando fue elegido diputado por primera vez, tras las elecciones del 28 de abril. Entonces (en verano) el abogado de Puigdemont declaró haber ganado 220.000 euros en el mismo 2018: 113.646 euros como "rendimientos profesionales" de su despacho, 77.180 euros en concepto de retribuciones salariales y cursos impartidos, y 15.622 más como "alquileres". Es decir, el parlamentario de JxCAT actualiza su declaración de bienes para declarar que ha ingresado 650.000 euros más solo en los honorarios percibidos por su actividad como abogado.

En concepto de "cantidad pagada por IRPF", Jaume Alonso-Cuevillas también eleva notablemente lo declarado. Ahora admite haber abonado a Hacienda 218.912,09 euros durante el mismo 2018, mientras que el pasado verano aseguró que únicamente desembolsó 95.030 euros. La media de ingresos declarados por los diputados es de unos 46.000 euros. En el caso de los parlamentarios de JxCAT ese dato asciende al entorno de los 115.000 euros.

El patrimonio de Cuevillas: coches, motos... y un yate en Girona

El patrimonio de Alonso-Cuevillas se completa con tres inmuebles, todos ellos de pleno dominio: una vivienda en la localidad gerundense de L'Estartit de 80 metros cuadrados y un huerto de 720; un apartamento en Barcelona de 33 metros cuadrados y un despacho en la Ciudad Condal de 44 metros. También cuenta con un local comercial y dos plazas de aparcamiento en Barcelona a nombre de la sociedad que gestiona su despacho. Estas propiedades fueron adquiridas en febrero de 2019. En cuentas corrientes atesora 10.134,13 euros.

El abogado de Puigdemont también cuenta con dos coches: un Mini Cooper de 2017 en régimen de leasing y un Audi Q7 de 2018 en renting. Declara dos motos: una Peugeot Elyseo del año 2002 y una Suzuki Burgman del año 2014. También cuenta con una embarcación Beneteau Antares en leasing desde 2009 y su correspondiente amarre en el puerto de L'Estartit.

Cuevillas también cuenta con importantes títulos accionariales. Dispone de 12.154 acciones de SERHS, un grupo catalán especializado en productos y servicios para la hostelería, por valor de 30.992,70 euros. También tiene acciones del Banco Sabadell: 3.096 que en el momento de la declaración tenían un valor de 3.134,70 euros. En cuando a la sociedad de su despacho (Sociedad Gestora de Alonso-Cuevillas Abogados y Consultores SL) dispone del 70% del capital las mismas por valor de 279.557,42 euros. En total cuenta con 399.588,93 euros en estas participaciones.

La declaración de bienes no acaba aquí. El letrado recién llegado a la política tiene cuatro planes de pensiones por valor de más de 250.000 euros. Y, por último, tiene tres hipotecas contraídas: una con el Banco Santander (heredada del Popular) con un saldo pendiente de 210.000 euros, otra con CaixaBank en la que aún acumula una deuda de 128.000 euros y un préstamo concedido por BBVA hace apenas un año con un saldo de 312.000 euros. 

El régimen económico con su pareja es de separación de bienes, según especifica. En su declaración de bienes de hace unos meses, por cierto, admitía disponer de la sexta parte de un piso en El Puerto de Santa María, en Cádiz, del que se habría desprendido recientemente. 

2018, año clave para la defensa de Puigdemont

El año 2018 fue, efectivamente, uno de los ejercicios clave para la defensa de Puigdemont. En julio de ese año el tribunal de Schleswig-Holstein pidió su extradición a España, pero el Tribunal Supremo lo rechazó para evitar que fuera juzgado por un delito de rebelión. En ese momento la euroorden decayó, lo cual representó en una clara victoria del dirigente independentista contra la justicia española. Días más tarde viajó a Waterloo para establecerse en la localidad belga, donde aún permanece, y preparar su ofensiva contra el Estado desde la autodenominada sede de la Generalitat. Allí se ha reunido en varias ocasiones con Quim Torra.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING