Puigdemont se ofrece a abrir un proceso de mediación y carga contra la Corona

  • "Por más violencia que quieran poner algunos (...), debemos mantenernos unidos como un solo pueblo", ha dicho.
Fotografía facilitada por la Generalitat, de su president Carles Puigdemont, durante la declaración institucional, hoy desde el salón Mare de Déu de Montserrat del Palau de la Generalitat. EFE/Jordi Bedmar
Fotografía facilitada por la Generalitat, de su president Carles Puigdemont, durante la declaración institucional, hoy desde el salón Mare de Déu de Montserrat del Palau de la Generalitat. EFE/Jordi Bedmar

Justo 24 horas después del contundente discurso de Felipe VI instando a la restauración de la legalidad en Cataluña, el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha comparecido este miércoles para insistir en su intención de declarar la independencia de forma unilateral.

"Venimos de unos días cargados de emociones", ha comenzado su discurso, destacando el "civismo" de los "cientos de miles de catalanes y catalanas que se manifestaron", para criticar las cargas policiales.

"Por más violencia que quieran poner algunos (...), debemos mantenernos unidos como un solo pueblo".

"Por desgracia no todo el mundo querría que nos fuese bien. Hay quien pretende calificar la reivindicación catalana de ilegal", ha proseguido el líder del ejecutivo catalán.

Pasando al idioma castellano, Puigdemont "se ha dirigido a "los españoles que estos días nos han mostrado su apoyo".   

Atacando a la Corona

Volviendo al catalán, Puigdemont comenzó a replicar al discurso del rey, atacando que -a su juicio- "hace suyo el discurso de las políticas de Rajoy, e ignora a los catalanes que no pensamos como ellos, a los catalanes que han sufrido una violencia que ha indignado a todo el mundo".

"Así no", le ha dicho Puigdemont al Rey, antes de anunciar que su Gobierno no se apartará del mandato recibido del pueblo catalán, "paz, diálogo y acuerdo, forman parte de la cultura política de nuestro pueblo", ha recalcado el president catalán.

"Hoy tenemos más cerca que ayer nuestro deseo histórico". El domingo celebramos nuestro referéndum pese a las dificultades que nos pusieron".

La intención de la CUP

La diputada de la CUP en el Parlament Mireia Boya ha afirmado este miércoles que el pleno convocado para el lunes en Parlament -que incluye la comparecencia del presidente de la Generalitat- es "para declarar la independencia".

"Es un pleno valorar los resultados y para materializar las consecuencias de esos resultados: es decir, para declarar la independencia o para proclamar la república", ha explicado en una rueda de prensa con el diputado 'cupaire' Benet Salellas.

Ha aclarado que la fecha se ha fijado para el lunes a petición de JxSí, porque la CUP lo habría hecho "mucho antes", y ha explicado que los 'cupaires' han exigido al Govern recomponer la Sindicatura Electoral que, según la ley del referéndum, es la encargada de proclamar oficialmente los resultados del 1-O.

Querella contra Maza

Horas antes se conocía que el presidente catalán ha interpuesto una querella ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo (TS) en contra del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, y el fiscal superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, por los delitos de prevaricación y usurpación de funciones públicas por sus resoluciones para impedir la votación del 1-O.

Según el presidente catalán, la Fiscalía asumió "plenamente" la investigación relativa al 1-O, que había sido suspendido por el Tribunal Constitucional, lo que supuso un "completo menosprecio" a la autoridad del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que ya había abierto una causa contra el Govern por los preparativos del referéndum.

Citación a los alcaldes

El TSJC, que mantiene abierta una investigación contra el Govern por el 1-O, ordenó a los Mossos d'Esquadra que impidieran junto a la Policía Nacional y la Guardia Civil la celebración del referéndum y, una vez efectuada la votación, ha encargado un informe para detallar el grado de cumplimiento de sus órdenes por parte de cada cuerpo policial.

En su escrito, Puigdemont sostiene que la Fiscalía "no sólo asumió la investigación integral de los actos vinculados a la celebración del referéndum, sino que se arroga, además, la dirección técnica y operativa de la policía judicial, actuando como un auténtico 'jefe de la Policía".

El presidente catalán también denuncia que la Fiscalía citara a declarar como investigados a los alcaldes que firmaron una declaración de apoyo a la convocatoria del referéndum, ya que considera que no había base para emprender una "persecución penal ilimitada" contra todos aquellos que cooperaban en su celebración. 

Mostrar comentarios