Miércoles, 08.04.2020 - 18:27 h

Québec quiere prohibir crucifijos, velos y turbantes a los empleados públicos

La provincia canadiense de Québec confirmó hoy que quiere impedir que todo empleado público porte símbolos religiosos tales como grandes crucifijos, velos musulmanes, turbantes o kipás judías, una propuesta que ha provocado protestas en el resto de Canadá.

Toronto (Canadá), 17 sep.- La provincia canadiense de Québec confirmó hoy que quiere impedir que todo empleado público porte símbolos religiosos tales como grandes crucifijos, velos musulmanes, turbantes o kipás judías, una propuesta que ha provocado protestas en el resto de Canadá.

El ministro de Relaciones Internacionales del Gobierno de Québec, Jean-Francois Lisee, del soberanista Partido Quebequés (PQ), también dijo hoy que la provincia francófona canadiense está dispuesta a "mejorar la propuesta" incluida en la llamada Carta de Valores.

"Estamos pidiendo a la gente que participe y tomar en cuenta esas consideraciones", dijo Lisee en una rueda de prensa con motivo de la reapertura hoy del parlamento provincial tras las vacaciones veraniegas.

La propuesta de Québec de prohibir los símbolos religiosos en empleados públicos ha sido criticada por el Gobierno canadiense, que ha advertido que acudirá a los tribunales si la provincia francófona aprueba finalmente el proyecto de ley, que considera anticonstitucional.

El primer ministro canadiense, Stephen Harper, dijo el lunes que la propuesta de Québec "no irá a ninguna parte".

"Creo que el sentido común de los quebequeses forzará esta conclusión razonable", añadió Harper.

Québec ha justificado la propuesta porque "el Estado es neutral y aquellos que trabajan para el estado deben ser también neutrales en su imagen" y que la Carta de Valores unificará a los habitantes de la provincia.

La medida, si es finalmente aprobada, se aplicará a jueces, policías, trabajadores de guarderías, trabajadores hospitalarios, trabajadores municipales y profesores, entre otros empleados provinciales.

Québec también quiere que quien recibe o proporciona servicios gubernamentales tenga su cara descubierta.

Una encuesta realizada tras conocerse la propuesta indicó que el 66 % de los quebequeses apoya el plan del Gobierno regional.

En 2011, el Gobierno canadiense prohibió que las mujeres asistan a ceremonias de adquisición de la ciudadanía cubriendo sus caras con el nicab.

El entonces ministro de Ciudadanía de Canadá, Jason Kenney, dijo que "permitir a un grupo ocultar sus caras cuando se están convirtiendo en miembros de nuestra comunidad es contrario al compromiso de apertura, igualdad y cohesión social de Canadá".

Pero el mismo Kenney dijo el domingo que la propuesta de Québec es absurda.

A nivel provincial en todo Canadá, las mujeres musulmanas también tienen que mostrar sus rostros en las fotografías del carné de conducir y de las tarjetas de salud.

En diciembre de 2012, el Tribunal Supremo canadiense dictaminó que sólo en algunas circunstancias las mujeres musulmanas pueden testificar cubriendo sus rostros con el nicab.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING