Quince años de prisión por violar y lesionar a su hija, menor de edad

  • La Audiencia Provincial de Soria ha condenado a E.O.R., de 43 años y nacionalidad boliviana, a quince años de prisión e inhabilitación absoluta durante el tiempo de condena por un delito continuado de agresión sexual y una falta de lesiones cometidos en 2010 contra su hija, menor de edad.

Soria, 26 feb.- La Audiencia Provincial de Soria ha condenado a E.O.R., de 43 años y nacionalidad boliviana, a quince años de prisión e inhabilitación absoluta durante el tiempo de condena por un delito continuado de agresión sexual y una falta de lesiones cometidos en 2010 contra su hija, menor de edad.

En la sentencia se condena además al acusado a indemnizar con 50.000 euros a su hija, más los intereses legales, por los daños físicos y morales causados, según la información facilitada hoy por el gabinete de comunicación del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL).

Según los hechos probados que recoge la sentencia, el acusado ató a su hija con una cuerda en el domicilio paterno, en Soria, en agosto de 2010, y le pegó en repetidas ocasiones mientras le acusaba de haber hecho el acto sexual con el director del campamento al que había acudido ese verano y, acto seguido, abusó sexualmente de ella.

Los abusos, según el fallo de la Audiencia Provincial, se prolongaron hasta noviembre de 2010.

Con anterioridad a estos hechos, cuando la menor tenía nueve años, el condenado ya empezó a efectuarle diversos tocamientos en sus partes íntimas cuando su madre no estaba en el domicilio familiar, recoge el dictamen judicial.

La menor se encuentra actualmente bajo la tutela de la Gerencia Territorial de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León.

El informe forense, ratificado en el juicio oral, asegura que la menor manifestó que fue su padre, cuando fue a buscarla al campamento, el que la indujo a poner la falsa denuncia contra el monitor, con el fin de quedar él libre de las sospechas.

La sentencia puede ser recurrida en casación ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo.

Mostrar comentarios