Miércoles, 21.11.2018 - 11:41 h
El Estado hace caja en las carreteras

Los radares fijos recaudan 8.589 euros cada hora y Andalucía lidera las multas

El Gobierno asegura que "los radares de tráfico sirven para salvar vidas y están colocados con criterios técnicos de seguridad vial".

Radares fijos que se encuentran en las carreteras españolas.
Radares fijos que se encuentran en las carreteras españolas / EFE

La DGT ha vuelto a hacer el agosto un año más con los radares fijos. Durante los once primeros meses de 2017, entre enero y noviembre, el Estado ha recaudado un total de 75.247.401,39 euros con estos dispositivos, según los datos definitivos, y a ello hay que sumar el montante total de las sanciones que impusieron los radares móviles. Tráfico vuelve a freír a multas a los conductores un año más aunque el Gobierno explica que los velocímetros no se usan para recaudar, sino para salvar vidas.

Solo en multas impuestas por radares fijos, la DGT ingresó en 2017 un total de 206.157 euros al día o, lo que es lo mismo, 8.589 euros a la hora y 143,15 euros al minuto. Las cifras son importantes, pero son inferiores a las registradas en 2016: en los once primeros de ese año el Estado recaudó 86.396.916,60 euros, lo que equivale a 236.703,88 euros al día o 9.862 euros a la hora. 

En cuanto a las comunidades autónomas donde más multas de radares fijos se han registrado entre enero y noviembre de 2017 el primer lugar del ranking lo ocupa Andalucía, donde se recaudaron 18,9 millones de euros. Le siguen Castilla y León, con 9,9 millones; Castilla-La Mancha, con 8,5; Aragón, con 7; Extremadura, con 6,9; y Comunidad Valenciana, con 5,1. Madrid se sitúa en el séptimo puesto, con 4,1 millones de euros en sanciones, y Cataluña y País Vasco no aparece en los registros oficiales debido que las competencias en materia de Tráfico se encuentran transferidas, según consta en una respuesta parlamentaria ofrecida por el Gobierno a los diputados del PSOE Miguel Ángel Heredia y Pablo Bellido.

En esa misma respuesta, el Gobierno ofrece una explicación sobre por qué los radares de tráfico son necesarios en ciudades y carreteras: "Sirven para salvar vidas humanas", asegura el Ministerio del Interior. "Están colocados con criterios técnicos de seguridad vial exclusivamente", añade el departamento dirigido por Juan Ignacio Zoido para defender que el ánimo de la DGT no es recaudatorio.

Es más, el Gobierno del PP defiende que "España registra uno de los porcentajes más bajos de Europa en número de radares, tanto por habitante como por kilómetro cuadrado". En concreto, en nuestro país hay 29 radares fijos por cada 10.000 km de carretera, según las cifras de Automovilistas Europeos Asociados, lejos de los 54 de Francia o de los 955 de Bélgica. A ellos habría que sumar los radares móviles que en España utiliza la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

Hay que recordar que en 2016, el último año con datos cerrados, la DGT logró recaudar 164,2 millones de euros, lo que supone más de 449.000 euros al día y 18.744 euros cada hora. En estas cantidades se incluyen las sanciones de los radares fijos, los radares móviles con parada (la dotación policial intercepta al conductor) y por radares móviles sin parada (cuando la notificación llega al domicilio). En 2012 la recaudación por multas de radares era de 120 millones de euros, por lo que en un lustro la recaudación por exceso de velocidad en las carreteras ha crecido un 37%.

El diputado socialista Miguel Ángel Heredia es uno de los más activos en el Congreso en asuntos relacionados con los radares en las carreteras y la recaudación que suponen las multas por exceso de velocidad. El andaluz lleva tiempo denunciando que desde que Rajoy llegó a La Moncloa imponen el doble de multas prácticamente que en la etapa de Zapatero. "Los radares no están situados en los puntos negros de tráfico, sino en los lugares donde se pueden poner multas", aseguró. Bajo su punto de vista el Gobierno "está metiendo la mano en el bolsillo a los ciudadanos, como demuestra su extraordinario afán recaudatorio".

El dinero que se recauda con los radares fijos y móviles en las carreteras españolas va destinado al mantenimiento de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y al pago de sus nóminas, renovación del vestuario y vehículos, mejora de las instalaciones, mantenimiento, etc. Para el Gobierno la velocidad al volante sigue siendo "uno de los principales factores de riesgo en los siniestros". En concreto, la DGT calcula de cada año más de 300 personas fallecen en accidentes de tráfico en los que la velocidad es un factor concurrente.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios