Viernes, 03.04.2020 - 21:21 h
Génova se prepara para el relevo

Feijóo, Soraya y Cospedal, los candidatos para un PP post-Rajoy... ¿con primarias?

Tras quince años de marianismo, el PP afronta un relevo exprés con varios candidatos que generan diferentes simpatías y odios en las filas internas.

Rajoy
Rajoy ha anunciado este martes su marcha de la política / EFE

Mariano Rajoy será en unas semanas historia en el PP. El expresidente del Gobierno ha anunciado que se marcha, abriendo la puerta a una sucesión que se prevé convulsa. Y es que los candidatos en liza que se citan en las filas del partido tienen puntos a favor y en contra. El marianismo se acaba de una forma muy diferente a la que se puso punto final al aznarismo: sin dedazo, sin cuaderno azul y con un congreso extraordinario que debería servir para unificar al partido en torno a su nuevo líder. La única duda que queda es saber si los populares celebrarán primarias abiertas o se seguirá aplicando el sistema de doble vuelta que ratificó a Rajoy en el último cónclave.

El candidatable que más apoyos concita en el PP es, sin duda, Alberto Núñez Feijóo, el presidente de la Xunta que se presentó a un tercer mandato a regañadientes y que rechazó una suculenta oferta de la empresa privada. Le avalan tres victorias por mayoría absoluta en Galicia, el único territorio donde se gobierna sin ataduras ni compromisos. También le hace sumar puntos en la carrera sucesoria su sintonía a Rajoy. De hecho, en los últimos meses se ha desmarcado del discurso de la ejecutiva del partido y de otros barones afirmando, por ejemplo, que su formación "ha cometido errores" en lo referente a la corrupción.

También concedió una entrevista a Jordi Évole en 'Salvados' que no fue entendida en el partido. El entrevistador le sacó sus fotos con el narcotraficante Marcial Dorado y el presidente de la Xunta se defendió como pudo. Feijóo, en definitiva, sería la persona que menos problemas internos concitaría de cara a la sucesión. Ya entonces no se descartó para la sucesión. Otro problema con el que cuenta es que no es diputado.

En todas las quinielas también aparecen los nombres de Soraya Sáenz de Santamaría y de María Dolores de Cospedal. Rajoy ha tomado la decisión de no cambiar el papel de ninguna en esta nueva etapa en el PP, de forma que no habrá cambios en los grupos parlamentarios y la exvicepresidenta no podrá ser portavoz en el Congreso. A Santamaría le avala su labor al frente del Gobierno y le perjudican las críticas que recibe por algunos errores de coordinación o por el excesivo poder que ha concitado estos siete años, según Margallo. A Cospedal, por su parte, le favorece haber ganado tres elecciones, pero está recibiendo fuertes críticas por haber sido secretaria general a tiempo parcial.

En cualquier caso, en el PP existe bastante unanimidad a la hora de concluir que ninguna de las dos mujeres con más poder en el Gobierno podría pilotar la sucesión. Hablan de una posible "guerra civil interna" por la enemistad manifiesta entre ambas, con sus equipos detrás. Rajoy ha mencionado a las dos en su discurso de despedida con su cargo, no con su nombre.

Otros candidatables que se citan en el PP, pero a un segundo nivel, son Íñigo de la Serna, exministro de Fomento, o Ana Pastor, presidenta del Congreso y amiga persona del Rajoy.  Rajoy ha afirmado en su discurso que convocará una junta directiva nacional (que será previsíblemente el próximo lunes) para que a su vez convoque un congreso extraordinario que elija a su relevo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING