Sábado, 23.06.2018 - 04:53 h
Preocupan las tensiones comerciales

Rajoy teme que la subida del petróleo dé al traste con su 'hoja de ruta' económica

El presidente del Gobierno ha destacado que las previsiones apuntan a un crecimiento del 2,7% este año y próximo al 2,5% para los dos siguientes.

Mariano Rajoy durante su comparecencia en el Círculo de Empresarios de Galicia
Mariano Rajoy durante su comparecencia en el Círculo de Empresarios de Galicia / EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado este lunes que las perspectivas de la economía española son favorables, aunque no están exentas de riesgos, como el alza del petróleo, sobre lo que ha dicho que podría tener un efecto "directo" en la economía y que si no se hacen "las cosas bien", puede afectar a la competitividad de las empresas españolas.

Durante la inauguración de la Asamblea General de Socios del Círculo de Empresarios de Galicia este lunes, Rajoy ha destacado que los primeros indicadores de 2018 avalan las previsiones del Gobierno, ya que el PIB avanzó un 0,7% en el primer trimestre, el doble que la zona euro, y el empleo aumentó un 2,4%. Rajoy ha destacado que las previsiones apuntan a un crecimiento del 2,7% este año y próximo al 2,5% para los dos ejercicios siguientes, si bien el Gobierno va a trabajar para "intentar superar esas previsiones", aunque con que se cumplan las actuales se encadenarán ocho años consecutivos de crecimiento y se logrará el objetivo de 20 millones de ocupados en 2020, lo que situaría la tasa de paro en el 10,7%.

No obstante, a pesar de que las perspectivas económicas son favorables, Rajoy ha advertido de que "no están exentas de riesgos", como el alza del precio del petróleo, afectado por las tensiones geopolíticas sobre el acuerdo entre Estados Unidos e Irán, lo que tiene un "efecto directo" en la economía. Así, ha avisado de que si se no se hacen "las cosas bien", el incremento del precio del crudo podría llegar a afectar a la competitividad de la economía española.

También se ha referido entre los riesgos a las "tensiones" en el ámbito de las relaciones comerciales a nivel mundial, asunto sobre el que ha defendido que el comercio reporta crecimiento y bienestar, tal y como "lo avala la experiencia de España", mientras que "no comerciar provoca todo lo contrario". Por ello, ha abogado por trabajar para reforzar el marco de relaciones multilaterales y bilaterales.

Pide avanzar en las reformas

A nivel nacional, se ha pronunciado también sobre el riesgo referido a la incertidumbre política, que es "mala en sí misma y para la economía, si bien ha dicho esperar que la crisis política en Cataluña se arregle "pronto", para lo que ha marcado la necesidad de dialogar "en serio", garantizar la estabilidad de las cuentas públicas y "no dar pasos hacia atrás", sino "seguir apostando en las reformas que aún necesita la economía para adaptarse a un complejo entorno internacional".

En esta línea, ha hecho hincapié en que hay que "proteger" las reformas puestas en marcha y avanzar en otras nuevas que impulsen la financiación y la competitividad española, entre la que ha calificado a la de las pensiones como "la más importante", al suponer más del 40% del gasto de los PGE. Los Presupuestos encararán una semana decisiva en la que la votación final será el miércoles y dependerá del voto del PNV para su aprobación. 

Entre otras, ha citado como reformas pendientes las que harán frente al reto digital, nuevas medidas para impulsar el I+D+i, en educación y formación y la modernización de las administraciones públicas, con nuevos pasos en simplificación, digitalización y mejoras en los procesos de contratación y producción normativa.

El objetivo es apuntalar el nuevo modelo de crecimiento, que es "más equilibrado y sostenible", y que combina crecimiento empleo y superávit externo, así como mantener la dirección de la política económica de los últimos años porque hará "posible" que España siga liderando el crecimiento económico.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios