Rajoy tiene los mismos dolores de cabeza que Zapatero

  • La prima de riesgo por las nubes; Bruselas acechando y exigiendo más reformas y más rápidas; el paro sigue descontrolado; se nos sigue comparando con Grecia.... Aunque el presidente trata de desmarcarse de su antecesor, Mariano Rajoy tiene los mismos problemas que José Luis Rodríguez Zapatero. Y como a él, sus políticas ya le han pasado factura en las urnas.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy
Efe
Beatriz Toribio

Uno es de izquierdas y el otro de centro-derecha. Uno es extrovertido y de carácter afable; el otro es un 'gallego en pura esencia'. Uno es del Barça y otro del Real Madrid. Pero cuando se meten en la cama, tienen las mismas pesadillas.

Pese a los intentos de Mariano Rajoy de distanciarse del Gobierno Zapatero, a quien culpa de todos sus males, sus primeros meses en La Moncloa están siendo un auténtico 'dejà vu'. Los dos tienen los mismos problemas:

Rumores de intervención

La presión en los mercados, las dudas expresadas por medios internacionales y las declaraciones de dirigentes europeos alertando de las carencias de nuestra economía, han hecho saltar de nuevo las alarmas sobre el riesgo de una posible intervención en España.

Si en 2010 Zapatero hizo frente a los rumores de intervención con el conocido como 'decretazo' (bajada de pensiones, congelación de los sueldos de los funcionarios, adiós al cheque bebé etc), ahora Rajoy lo ha hecho presentando los Presupuestos más austeros de la democracia. 'O estos Presupuestos duros y dolorosos, o nos intervienen' es lo que vino a decir el presidente del Gobierno en su discurso ante la Ejecutiva del PP.

Prima de riesgo

El diferencial del bono español con el alemán fue la espada de Damocles del Gobierno de Zapatero. Para el PP en la oposición este dato era el termómetro para medir la poca confianza que generaban las políticas del Gobierno socialista dentro y fuera de España. A finales de noviembre de 2011, en plena cita con las urnas, casi rozó los 500 puntos básicos.

Los mercados dieron un respiro a Rajoy en sus primeros meses de Gobierno (la prima de riesgo se situó por debajo de los 300 puntos). Pero fue corto. Nada más conocerse que el objetivo de déficit público de este año será del 5,8%y no del 4,4% previsto, se volvió al acecho contra España.

Esta semana este indicador alcanzaba los 380 puntos, tras el fracaso de la colocación de la deuda española. Así, Rajoy tiene en su pesar que bajo su mandato la prima de riesgo española se ha situado por primera vez por encima de la italiana.La presión de BruselasReformas y más reformas… Es lo que le pedían a Zapatero cada vez que acudía a una reunión en Bruselas. Y es lo que le siguen pidiendo a Rajoy. Nunca es suficiente. Que si una reforma laboral, que si otra financiera, que si más ajustes…

Y cuando estas reformas llegan, las instituciones europeas y Merkel quieren más. El último toque de atención a Rajoy ha venido de la mano del Banco Central Europeo (BCE), quien le ha pedido que tramite los Presupuestos por "vía de emergencia".

'España no es Grecia'

Este es el mantra que se intentó quitar de encima el expresidente Zapatero. Y contra el que sigue luchando Rajoy. De ahí que el día de la huelga general, la ministra de Empleo, Fátima Bañez, minimizara a media mañana el seguimiento del paro. O que Soraya Sáenz de Santamaría quitara hierro a los incidentes violentos del 29M.

De ahí también que escuchemos frases como "España va a cumplir con e lobjetivo de déficit del 5,3% sí o sí" que dijo la vicepresidenta durante la rueda de prensa del Consejo de Ministros de los Presupuestos, que era retransmitida en directo por una televisión holandesa. O que Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, afirmara este martes en el Congreso "primero, eldéficit: segundo, el déficit; tercero, el déficit público" en referencia a que hay que cumplir con Bruselas.

 El paro

Ésta sigue siendo la gran lacra de la economía española y el dato con el que siempre nos sacan los colores en los organismos e instituciones internacionales. La diferencia está en que si los ministros económicos de Zapatero negaban que España superaría los cinco millones de parados, los del PP ya apuntan a que a finales de año estaremos más cerca de los seis millones quede los cinco.Problemas de comunicación

"No explicamos bien las cosas". Es la frase que más se utiliza en política para justificar los malos momentos o los malos resultados. A ello se agarraron en el PSOE tras las derrotas electorales que les dejaron k.o. Ahora, en La Moncloa existe una gran preocupación en este sentido. De ahí que Mariano Rajoy explicara de forma sencilla y clara el porqué de unos Presupuestos tan duros.

Aunque el escenario elegido fue la Ejecutiva del PP, Rajoy no se dirigía a ellos sino a millones de españoles después de que fuera muy criticada su ausencia en el Consejo de Ministros del viernes.

Por otro lado, el PP solía burlarse de la descoordinación de los ministros de Zapatero, pero en apenas 100 días de Gobierno el equipo de Rajoy ha dado ya varias muestras de que no existe gran comunicación interna. Sobre todo entre sus ministros económicos: el dúo Montoro-De Guindos ha protagonizado varios capítulos de contradicciones, casi siempre relacionadas con el déficit.

Derrotas electorales

Con su política económica, Zapatero dio la vuelta al programa del PSOE y le pasó factura en las urnas: primero perdió la Generalitat (noviembre de 2010), después sufrió una auténtica debacle en las municipalesde mayo de 2011, cuando el mapa de España se tiñó de azul. Y en noviembre pasado el entonces presidente se marchaba con el peor resultado de los socialistas en toda su historia (110 diputados).

A Rajoy, en apenas tres meses, sus recortes también han sido contestadosen las urnas andaluzas, donde el PP ha perdido 400.000 votos respecto a las generales del 20N y le impide gobernar. En Asturias consiguió unos datosmediocres.

Mostrar comentarios