Martes, 18.06.2019 - 01:32 h
Fija fianzas individuales de 4,5 millones de euros

Rodrigo Rato y Norniella, a juicio por las comisiones de publicidad en Bankia

El juez abre juicio oral contra el presidente de la entidad y otras 13 personas por delito de corrupción entre particulares en la causa de su fortuna.

Rodrigo Rato Bankia
Anticorrupción pide cuatro años de cárcel para Rato en esta pieza de su causa. / EFE.

El magistrado que investiga el origen del patrimonio familiar de Rodrigo Rato ha abierto juicio oral contra el expresidente de Bankia; el exsecretario de Estado de Hacienda José Manuel Fernández Norniella y otras once personas por el presunto cobro de comisiones irregulares que alcanzarían los dos millones de euros provenientes de los contratos de publicidad que Bankia encargó a las empresas Publicis y Zenith, informan fuentes jurídicas.

Se trata de la primera pieza de esta macrocausa que investiga el juez Antonio Serrano-Arnal que llega a juicio tras ponerle fin a la instrucción el pasado mes de febrero. El magistrado considera que los acusados podrían haber cometido delito de corrupción entre particulares por estos hechos e impone además una fianza de responsabilidad civil por importe de 4,5 millones de euros para todos y cada uno de los procesados entre los que se encuentran la exsecretaria de Rato María Teresa Arellano Carpintero; el abogado Domingo Plazas y exdirectivos de Publicis como Miguel Ángel Furones y Fernando Rodríguez.

Comisión de 835.000 euros para Rato

El exvicepresidente económico del Gobierno afronta de esta forma su tercera vista oral tras los juicios en la Audiencia Nacional por el caso de las tarjetas 'black' y por la salida de Bankia. En el primero de los casos el tribunal le condenó a cuatro años y medio de prisión por apropiación indebida y, tras adquirir firmeza la resolución, ingresó en la madrileña cárcel de Soto del Real a finales de octubre del año pasado. En lo que respecta a salida a bolsa de Bankia, el mismo tribunal que le condenó por las tarjetas de Caja Madrid le juzga por fraude a inversores. Se trata de un procedimiento que arrancó en noviembre del pasado año y sigue su curso puesto que está señalado, en principio, hasta el mes de septiembre.

El pasado mes de febrero Serrano-Arnal concluyó la investigación de esta pieza sobre su fortuna familiar al considerar acreditado que durante los ejercicios de 2011 y 2012 Bankia contrató los servicios de Publicis y Zenith a cambio de una comisión de 2,02 millones de euros que las dos mercantiles abonaron a la sociedad Albisa Inversiones. Ésta, a su vez, habría transferido 835.000 euros a Kradonara, de la que es administrador el exvicepresidente económico del Gobierno. De acuerdo con la Fiscalía Anticorrupción, Kradonara ingresó 474.000 euros en el ejercicio de 2011 y 360.608 un año después.

Sociedades Miguel Ángel Montero
Sociedades a nombre de Miguel Ángel Montero. / Fiscalía Anticorrupción.

Según se desprende del relato que hace de los hechos la fiscal del caso, Elena Lorente, el exdirector gerente del FMI -para el que pide cuatro años de cárcel- actuó "con desprecio al principio de lealtad que le obligaba su cargo" y sacó "provecho económico personal" de los contratos de publicidad encargados con motivo de "la expansión de la marca Bankia". La fiscal considera que Rato se rodeó para ello de su grupo de confianza el cual lo integraba José Manuel Fernández Norniella, su secretaria personal Teresa Arellano y su exsocio Miguel Ángel Montero, quienes se enfrentan a tres años de prisión. También vincula en estos hechos al empresario Alberto Portuondo.

"Grupo de presión"

Anticorrupción mantiene que todos ellos actuaron como un "grupo de presión" dentro de la Dirección General de Comunicación de la entidad para influir de manera directa en la contratación. El 'modus operandi' descrito por la acusación consistió en el abono por parte de Bankia de 8,8 millones de euros a Publicis y 42 millones a Zenith. A su vez, éstas habrían desviado 2,02 millones de euros en comisiones a Albisa, la mecantil de Portuondo. De este empresario explica la fiscal que entró en Caja Madrid de la mano de Miguel Ángel Montero, a quien atribuye el rol de administrador de algunas sociedades de Rato. Portuondo, a su vez, presentó a Francisco Xavier Olazábal, director general de Publicis en España, para que tanto esta agencia como Zenith accedieran en condiciones ventajosas y preferentes a los concursos de publicidad que se iban a celebrar. 

A cambio de estas licitaciones, las agencias de publicidad abonaron un "peaje", de acuerdo con el escrito del Ministerio Público, que añade que se trata de "cantidades completamente injustificadas". Con todo, la entidad que preside Ignacio Goirigolzarri alegó en el marco de esta causa que carecía de información alguna relativa al informe de evaluación sobre los contratos de publicidad así como de los criterios que empleó la entidad para la licitación de los concursos. Así lo reflejó el instructor de la causa en su auto de procesamiento en el cual recogió además las declaraciones de algunos testigos que apuntaron que, en virtud del acuerdo alcanzado, Bankia pagaba a Publicis 240.000 euros mensuales y que aunque les parecía "una barbaridad" no había "nada que hacer".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios