Domingo, 19.11.2017 - 11:46 h

Dos niñas recaudan un millón de euros para investigar el cáncer con la venta de pulseras

Las llaman ‘candelas’, como la niña enferma de leucemia que enseñó a fabricarlas a dos amigas y primeras vendedoras.

El dinero obtenido supone un tercio del presupuesto anual del que dedica el hospital Sant Joan de Déu a la investigación del cáncer.

Así son las 'candelas', pulseras que han cautivado a quienes quieren ayudar en la lucha contra el cáncer.

Dos niñas de 9 años, Daniela y Mariona, han logrado recaudar un millón de euros que dedicarán íntegro a la investigación del cáncer. Por si no fuera ya sorprendente la cantidad, asombra todavía más que lo han conseguido vendiendo unas simpáticas pulseras de colores, a 3 euros cada una.

El dinero obtenido se destinará íntegramente a la investigación del cáncer en el hospital Sant Joan de Déu de Barcelona. Supone un tercio en el presupuesto total que destina el centro sanitario a la investigación de esta enfermedad.

La historia comenzó en marzo de 2013, cuando la niña Candela recibió un duro diagnóstico: leucemia.

Para darle una ocupación durante las largas horas de estancia en el hospital, una voluntaria del hospital, Carmen, le enseñó a fabricar unas pulseras de colores.

Candela hizo lo mismo con dos amigas, Mariona y Daniela, que acudían a visitarla. Y a ellas se les ocurrió una idea estupenda: montar un puesto para vender las pulseras con un nombre muy especial: Candelas.Desbordados por la respuesta

Aunque en un principio los padres de estas niñas no se tomaron muy en serio el éxito de la idea, poco a poco fueron comprobando que las pulseras estaban adquiriendo una notable acogida. Especialmente en la planta 8 del hospital, dedicada a los pacientes oncohematológicos

En poco tiempo se vieron desbordados por las peticiones de ‘candelas’ que llegaban de todas partes.

Entonces fue cuando las niñas dieron un paso más y, con la ayuda de otros entusiastas de la idea, grabaron un vídeo en donde explicaban cómo fabricarlas para ayudar a la investigación .

El éxito superó todas las expectativas. Desde 2013 ya se han fabricado más de 270.000 pulseras, para las que han utilizado 600 kilómetros de hilo.

“Estoy muy feliz por haber podido ayudar a tanta gente”, ha dicho Candela cuando le han preguntado por la enorme difusión de las pulseras que llevan su nombre.

Conscientes de la especial sensibilidad que, a raíz del caso Nadia, existe en estos momentos en la opinión pública con el manejo de los fondos de causas solidarias, tanto los responsables del centro Sant Joan de Déu como los padres de las niñas han querido subrayar la transparencia con que se está gestionando el dinero recaudado.

Quien desee donar dinero en este proyecto, puede hacerlo en esta cuenta de la Obra Social San Juan de Dios para el cáncer infantil, indicando como concepto ‘Candela’: ES95-2100-3887-01-0200046321

Sigue @martinalgarra//

Ahora en portada

Comentarios