Jueves, 19.09.2019 - 00:56 h
Una maquinista fallecida y tres heridos graves

Mossos y técnicos de Renfe analizan las cajas negras de los trenes que chocaron

Los agentes especialistas del Área de Seguridad de Transportes Metropolitanos de la policía autonómica instruirán la investigación del siniestro.

Personal de la seguridad privada de Renfe a primera hora de la mañana en el lugar del accidente ferroviario (EFE/Susanna Sáez)
Personal de la seguridad privada de Renfe a primera hora de la mañana en el lugar del accidente ferroviario (EFE/Susanna Sáez)

Agentes de la policía científica de los Mossos d'Esquadra y técnicos de Renfe han comenzado a analizar las cajas negras de los dos trenes que ayer chocaron frontalmente en Castellgalí (Barcelona) causando la muerte de una maquinista y un centenar de heridos, tres graves. Las cajas negras registran los datos técnicos de los trenes así como las grabaciones de las comunicaciones que mantienen los maquinistas con el centro de control ferroviario de Renfe.

Agentes de la Unidad Central de Policía Científica de los Mossos d'Esquadra han finalizado esta mañana la inspección ocular, las mediciones y la recogida de comprobaciones en el lugar del accidente, mientras que ahora serán los agentes especialistas del Área de Seguridad de Transportes Metropolitanos (Astmet) de la policía autonómica la que instruirá la investigación del siniestro.

Fuentes de la policía autonómica, que también han comenzado a tomar declaraciones a los testigos, han explicado que en el marco de la investigación "es clave" el análisis y estudio del contenido de las cajas negras para conocer la información técnica relacionada con los trenes en los instantes antes del accidente.

Una vez que la policía científica ha finalizado su trabajo 'in situ', los operarios de Adif y Renfe han comenzado los preparativos para iniciar la retirada de los trenes, en un operativo que calculan puede prolongarse durante unas 40 horas, según han dicho a Efe fuentes de Renfe.

Cuando los trenes puedan ser retirados, serán los técnicos de Adif los que tendrán que reparar tanto las vías, catenarias y otros elementos dañados, con lo que la vía permanecerá interrumpida varios días, durante los cuales Renfe ha dispuesto un servicio de autobuses que cubre los trayectos entre Sant Vicenç de Castellet y Manresa de la línea R4 y entre Sant Vicenç de Castellet y Calaf de la R12.

"Un fallo evidente"

Hacia las 18.20 horas del viernes, un tren de cercanías y uno regional chocaron frontalmente en Castellgalí, entre las estaciones de Sant Vicençe Castellet y Manresa, provocando la muerte de la maquinista de uno de los trenes, una joven granadina de 26 años. Doce de los heridos a consecuencia de la colisión continúan ingresados en distintos hospitales de la provincia de Barcelona y tres de ellos siguen graves.

Aunque inicialmente se informó de que eran seis los heridos graves a consecuencia del siniestro, el último balance de heridos facilitado por el departamento de Salud de la Generalitat rebaja a tres esa cifra.

En el Hospital Mutua de Terrassa están ingresadas cinco personas, una de ellas en estado grave, otras 3 menos graves y una leve; en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona se encuentran un herido grave y dos menos graves; en el Consorcio Sanitari de Terrassa permanecen ingresadas dos personas, una grave y otra menos grave, y en el hospital Althaia de Manresa siguen otros dos heridos, uno menos grave y otro leve.

"Es evidente que se produjo algún fallo y ahora se ha de determinar qué es exactamente lo que pasó", ha señalado un portavoz de Renfe, que ha achacado un siniestro de estas características a "una concatenación de fallos".

El portavoz ha querido dejar claro que es frecuente que los trenes circulen por una sola vía, ya que hay tramos en los que se ponen en dirección contraria para maniobrar o simplemente para avanzar allí donde no existe doble carril, aunque ha reconocido que se produjo algún fallo que hizo que los dos trenes circularan al mismo tiempo en sentido contrario por la misma vía.

Renfe ha levantado ya su centro de asistencia a pasajeros heridos y familiares que instaló en Manresa y ha habilitado otro en la estación de Francia de Barcelona para atender a los afectados, que también disponen del teléfono 900.10.10.20 para ponerse en contacto con la compañía.

La Generalitat reclama mejoras

El conseller de Territorio de la Generalitat, Damià Calvet, ha reclamado a Renfe que no vuelvan a circular trenes por el tramo de la línea R-4 donde ocurrió la colisión frontal entre dos convoyes hasta que no se introduzcan mejoras en la infraestructura.

En declaraciones a la emisora RAC1, el conseller ha recordado que se trata del segundo accidente que ocurre en tres meses en la misma línea, en un tramo de 10 kilómetros, lo que refleja, a su juicio, "el déficit histórico de financiación del Estado español para las infraestructuras de Cataluña".

A la espera de conocer los resultados de la investigación de Renfe para determinar las causas del accidente, Calvet ha reclamado que no vuelvan a circular trenes por esa vía y por esa zona, argumentando que "venimos de un tramo de vía única hasta Manresa y empieza un tramo de doble vía, y en ese tramo ha de haber elementos de seguridad que eviten accidentes como este. Con la investigación sobre la mesa exigiremos correcciones".

El conseller ha asegurado asimismo que, cuando se cumplen 10 años del traspaso a la Generalitat del servicio de cercanías de Renfe, sólo se ha completado un 12% de ese traspaso, algo que ha calificado de "lamentable y denunciable" y que se ha de corregir, "no con promesas, sino con hechos".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios