Miércoles, 20.02.2019 - 19:40 h
En Pamplona

Retiran cinco muñecos colgados en un puente con la foto de La Manada

Se colocaron en un puente acompañados de una pancarta en la que aparecen las fotos de los cinco acusados junto con la palabra 'Justizia'.

Los detectives defienden la realización del informe en el caso de "la manada"
 

La Policía Municipal de Pamplonaretiró ayer  cinco muñecos que habían sido colocados colgando de un puente acompañados de una pancarta en la que aparecen las fotos de los cinco acusados de la supuesta violación grupal de los Sanfermines, junto con la palabra 'Justizia' (en euskera).

Los muñecos se habían colocado colgando sobre el puente de Biurdana de Pamplona y fueron retirados por agentes de la Policía Municipal, según han informado fuentes del propio cuerpo.

Los muñecos han aparecido coincidiendo con el desarrollo del juicio a los cinco acusados por la supuesta violación grupal de los Sanfermines. La vista oral comenzó el pasado 13 de noviembre. Tras la última sesión con testigos celebrada este jueves, las partes expondrán el próximo lunes y el martes sus conclusiones.

Retiran el polémico informe
En la novena sesión el abogado del militar procesado, Juan Canales, ha retirado el informe que contenía un seguimiento en las redes sociales de la denunciante y al que se incorporó después una fotografía, que sí se mantiene en la causa.

En esa fotografía se ve una camiseta con la frase "Hagas lo que hagas, quítate las bragas", popularizada por una concursante de un programa de televisión.

Y sobre esta fotografía, hablaron, en su declaración por videoconferencia como testigos de las defensas, dos detectives, quienes calificaron de "perfecta y completamente legítima" la forma en que la obtuvieron de la red social Instagram, según uno de los abogados de los procesados, Agustín Martínez Becerra.

El informe ahora retirado provocó críticas de asociaciones feministas, colectivos sociales y dirigentes políticos, que censuraron que se cuestionara su conducta después de denunciar la agresión.

Sabía que la estaban grabando
Ayer también testificó la policía municipal que tomó declaración a la mujer -que en el momento de los hechos contaba 18 años-. Dijo que la joven "sabía que la estaban grabando" y "no lo hizo constar en la denuncia".

Para el letrado de otro de los imputados, Jesús Pérez, saber de la existencia de esta grabación pudo ser la causa de que decidiera presentar una denuncia.

El lunes con público y prensa, aunque sin grabaciones ni teléfonos, comenzará la presentación de conclusiones a cargo de las acusaciones y el martes seguirá con las de las defensas.

La Fiscalía mantiene su petición para cada uno de los acusados de 22 años y 10 meses de cárcel por un delito continuado de agresión sexual, otro contra la intimidad y un tercero de robo con violencia, penas que la acusación popular ejercida por el Gobierno de Navarra elevada a casi 26 años de prisión.

Las defensas, por su parte, solicitan en un caso la nulidad y en el de los otros cuatro su absolución y, "en principio", según el abogado Martínez Becerra, no se plantean invocar el "error de prohibición" de las relaciones para alegar que sus clientes creyeron que actuaban de forma lícita porque eran consentidas.

Ahora en Portada 

Comentarios