Miércoles, 26.09.2018 - 03:24 h
Rechaza las críticas de la oposición

Revilla se hace populista: colas en la sede del Gobierno para un saludo y un 'selfie'

La mayor parte de las personas que han acudido a la convocatoria de puertas abiertas han sido de fuera, que se encontraban en Cantabria de vacaciones

Miguel Ángel Revilla
El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, posa con dos de los visitantes que han acudido hoy. EFE/Pedro Puente Hoyos / Efe

Muchas personas, de todos los puntos de España pero también de Cantabria, han hecho cola este domingo a la entrada del Gobierno regional para conocer al presidente, Miguel Ángel Revilla, acudiendo a la convocatoria de 'puertas abiertas' que él mismo anunció a través de sus redes sociales para recibir a quienes quisieran saludarle o hacerse una foto con él.

A las nueve de la mañana, cuando Revilla había anunciado que saldría a la puertas de la sede de Peñaherbosa para recibir a todo el que acudiese, ya había gente esperando, no eran muchos, algo más de una decena, pero el goteo de personas ha sido constante y a media mañana ya había haciendo cola casi un centenar de personas.

Como anunció, Revilla ha salido a las nueve en punto de la mañana a la puerta de la sede del Gobierno y ha empezado a recibir a todos los que allí ya esperaban, quienes se han fotografiado con él, le han pedido firmar sus libros, le han entregado algún obsequio y también ha habido quienes acudían con alguna petición. La mayor parte de las personas que han acudido a la convocatoria del presidente regional han sido de fuera de la región y que se encontraban en Cantabria de vacaciones o por motivos laborales o familiares, pero también ha habido cántabros que se han acercado.

En este caso, algunos han ido a la entrada del Gobierno para poder ver en persona a Miguel Ángel Revilla, pero otros lo han hecho para trasladarle alguna petición como un hombre que le ha pedido que se reúna con la asociación nacional Electro y Quimico Sensibles por el Derecho a la Salud (EQSDS), así como con su hija que padece sensibilidad química múltiple de grado cuatro y electrosensibilidad severa. Este hombre ha solicitado a Revilla que reciba a su hija para que conozca su situación y cómo vive, en Madrid porque en Cantabria "no hay" ningún sitio preparado para atenderla, a pesar de que, además de ella, en la comunidad hay "otro de los casos más severos" de esta enfermedad.

la salida, ha indicado a los medios de comunicación que el presidente le ha asegurado que va a "atender y recibir a mi hija" para que ella misma le pueda trasladar la gravedad de su padecimiento, por lo que ha salido "muy contento" de su encuentro con Revilla. Este hombre ha sido el segundo en ser recibido por Revilla ya que la primera en la fila y que más ha madrugado para poder ver al presidente cántabro era una mujer natural de Estonia y afincada con su familia en la localidad de Coo, en Los Corrales de Buelna, donde realizan retiros de resiliencia y para ayudar a la gente a dejar de fumar, beber alcohol o las drogas.

Después, la mayor parte de la gente que ha ido saludando al jefe del Ejecutivo cántabro ha sido de fuera de la comunidad autónoma. Una pareja de Madrid, que quería poder "dar la mano" a Revilla porque es "un hombre muy campechano y buen político en comparación con lo que hay por ahí"; o una pareja de Ferrol que le traída como obsequio una botella de vino y quería saludarle por ser "tan buen paisano".

De Cantabria, han sido varios los que han acudido, algunos para que el presidente les firmase su último y quinto libro, 'Sin Censuras', algo a lo que también venían personas de otros lugares, como tres vecinos de Burgos; otros para poder conocerle en persona o hacerse una foto con él; o con otras intenciones, como una mujer que venía a traerle una novela que ella había escrito para ver "si me la puede patrocinar igual de bien que las anchoas".

Un joven de Murcia que se encuentra sustituyendo al secretario judicial de Reinosa había bajado a primera hora de la mañana a Santander para poder conocer a Revilla, quien le cae "bien" y considera "buena gente" por lo que le ve en sus apariciones en programas de televisión.

"Alagado y agradecido"

Otro joven llegado de Valencia, una pareja de Valladolid... han sido muchos los que han querido conocer en persona a Miguel Ángel Revilla, que ha manifestado sentirse "alagado" y "agradecido" a todos lo que se han acercado a las puertas del Gobierno. "Muchos me han dicho que han venido aquí por me ven en la tele hablando de Cantabria", ha destacado el presidente en declaraciones a la prensa, a quien ha indicado que diariamente muchas personas se acercan a la sede de Ejecutivo a conocerle o hacerse una foto con él y le "duele" que "muchas veces" no les puede recibir porque su agenda no se lo permite.

Pero esta convocatoria de Revilla para recibir a la gente que quisiera conocerle ha recibido críticas por parte la oposición, algo que al presidente le ha dejado "alucinado por las cosas que dicen". "Yo no tengo un máster falso, yo no he robado en mi vida, vengo a trabajar y lo haré mejor o peor pero siempre con la mejor intención del mundo y Cantabria creo que no va mal", ha dicho.

"Sé que la oposición tiene que hacer su trabajo, pero creo que con esto se equivocan", ha opinado, porque ha asegurado que hace esto -recibir a la gente- "no por protagonismo sino por ser educado" con todos los que quieren saludarle y que vienen a esta tierra por haberle visto en la tele hablando de Cantabria algo que, ha enfatizado, "me llena de orgullo".

"Alguno tiene que salir por la puerta de atrás, yo no", ha añadido, al tiempo que ha indicado que a veces sí que se le puede acercar "alguno que no esté de acuerdo conmigo" pero "eso también es bueno", además "en general me siento muy querido aquí y en toda España". El presidente regional ha lamentado que, con lo que dice la oposición, "parece que tenga que pedir perdón" por recibir a quienes quieren conocerle cuando "a las únicas que tendría que pedir perdón es a mi mujer y a mis hijas que están en la playa y yo no les acompaño y estoy aquí".

Ahora en Portada 

Comentarios