Sábado, 07.12.2019 - 04:59 h
Discurso histórico

El Rey Felipe VI defiende la "democracia" y el presidente de Cuba, la "soberanía"

Felipe VI insiste en defender los Derechos Humanos y ofrece la experiencia española para acompañar "el proceso de cambio en que está inmersa Cuba".

Discurso de el Rey en Cuba. / EFE
El Rey defiende la "democracia" y el presidente de Cuba, la "soberanía". / EFE

El Rey Felipe VI ha afirmado este miércoles en La Habana, ante el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, que los españoles han "aprendido" de la Constitución de 1978 y de la propia historia española que "es en democracia como mejor se representan y se defienden los Derechos Humanos, la libertad y la dignidad de las personas" y también los intereses de los ciudadanos.

Por su parte, el presidente cubano afirmó que Cuba apuesta por un "mayor bienestar" de su pueblo desde su independencia y soberanía y ha agradecido el "acompañamiento" de España en ese camino. "Somos una sociedad que se renueva, evoluciona y avanza preservando al mismo tiempo sus tradiciones y valores y defendiendo sus derechos. Nos guían principios claros de independencia y soberanía con la certeza de un camino dirigido hacia un mayor bienestar para nuestro pueblo".

El discurso, algo excepcional porque no es costumbre en Cuba que haya discursos en las cenas oficiales, lo ha pronunciado Díaz-Canel después de que Felipe VI hiciera una defensa de la democracia como la mejor forma de defender los Derechos Humanos y ofreciera la experiencia española para acompañar "el proceso de cambio en que está inmersa Cuba".

"En este camino que por voluntad propia hemos elegido es importante contar con el acompañamiento de verdaderos amigos en el mundo y los españoles se encuentran entre ellos". Somos hoy un ejemplo de lo que la voluntad compartida y el respeto mutuo pueden aportar a una relación sólida", ha remarcado el jefe de Estado cubano.

El Rey insistió durante su discurso que ofrece la experiencia española para "sobre la base del respeto" poder "acompañar" el "proceso de cambio en el que está inmersa Cuba". En un largo discurso en el que ha reivindicado la historia común de los dos países, ha afirmado que es una lección de la historia que "la evolución, la adaptación y el cambio son inevitables".

"Cuál será ese futuro lo tiene que dilucidar el propio pueblo cubano", ha proseguido el Rey, señalando que los cambios "no pueden ser impuestos" pero que para tener éxito y traer consenso y bienestar deben representar "la voluntad ciudadana". En este sentido, ha recalcado que "es necesaria la existencia de instituciones que representen a toda la realidad diversa y plural que existe de los ciudadanos y que estos puedan expresar por sí mismos sus preferencias" y encontrar en esa instituciones el respeto a sus derechos, incluida la "capacidad de expresar libremente sus ideas, la libertad de asociación o de reunión".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING